Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2014

De huelgas y mundiales

Donde el autor vuelve a las andadas y en vez de escribir sobre su último viaje a Huancavelica, se atreve a publicar este extraño texto, inspirado en el paro de los maestros.
Desde el balcón de mi primer hogar en Jesús María, veía marchar a los profesores de mi colegio, la 1100. Ellos estaban en huelga, en esa gran huelga de los últimos años de la dictadura militar que coincidió con mi estreno como estudiante de primaria y mi debut como espectador de los mundiales de fútbol.
Así, entre las arengas de los profesores, el intercambio de figuritas para el álbum de Argentina 78, y los comunicados oficiales del ministerio de Educación que se leían en las pausas de los programas televisivos, fui aprendiendo a leer el mi mamá me mima en las páginas del ya mítico libro Coquito.
Aprendí a pesar de la huelga y de esas marchas de la que era testigo desde mi balcón, lo que me permitía identificar a los profesores de esa escuela experimental en la que se estudiaban “las ciencias y el arte”, con el pr…

Recuerdo mundialista

Buscando en mis archivos fotográficos encontré esta imagen del 2006. La hice en Puerto Ocopa (Satipo, Junín), una tarde de fiebre mundialista en la que las selecciones de Brasil y Ghana se enfrentaban en Alemania... bueno, al menos, eso es lo que me dicta la memoria que, en cuestiones futboleras, suele ser bastante acertada.

Quizá por eso quería ser periodista deportivo. Esa era mi intención cuando postulé a la carrera de Comunicación Social. Ya en las aulas de San Marcos cambiaría mi perspectiva profesional, pero mi pasión se mantendría incólume. 

Una pasión que se incrementa día a día. Y es que Brasil 2014 está a la vuelta de la esquina. Justo en ese estado de expectación -que sería desbordante si la selección hubiera logrado el milagro de la clasificación- encontré el clic que acompaña estas palabras, entonces, decidí rescatarlo del olvido, para demostrar que el fútbol siempre será mucho más que una barra brava

Pero eso no es todo. Este encuentro fortuito me ha llevado a preguntarme s…