Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2013

Reflexiones viajeras: entre el azar y las vacas flacas

Donde el autor pierde la cordura y escribe sobre posibles sorteos inéditos pero sin cara y sello porque los tiempos no dan para lanzar monedas al aire. Todo lo contrario, es  menester atesorarlas hasta sumar por lo menos diez luquitas, cantidad que podría contentar, aunque sea un poquito, a los ladrones que pululan por la ciudad en estos tiempos de vacas flacas y crisis económicas, con posibles repercusiones interplanetarias. 
De tin marín de do pingüé. Así de simple debería de ser. Al chiripazo y a lo que salga para no torturar a mis neuronas. Sí, un sorteo, con papelitos garabateados –es decir, escritos con mi letra- y una mano casta, pura, casi inmaculada –quién dijo yo- escogiendo al azar el tema, la idea o el pálpito que debería inspirar y sustentar este relato.
Sí, lo sé, es un procedimiento que carece de profesionalismo y de agudeza periodística. Es más, ni siquiera es innovador. Todos los días se sacan papelitos al azar o se hacen volar monedas al aire, aunque el viejo método d…