Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2005

Salud... Periodistas

No se estila, incluso se podría decir que se ve un poquito feo, pero no importa, hoy -advertencia esta nota debe leerse el sábado- los periodistas podemos tomarnos algunas licencias.

Por esta razón, Explorando Perú hace un alto en su camino, para destapar una cervecita y proponer más de un brindis -recuerden que no hay primera sin segunda- por los periodistas que celebran su (nuestro) día.

Así que apreciados lectores, hoy -entiéndase mañana- los periodistas peruanos celebraremos nuestra fiesta de una u otra forma. Todos están invitados, bueno, casi todos, no se admite el ingreso de los que alquilan o venden su conciencia al mejor postor. Ellos no tienen día, ellos no son periodistas.

¡Feliz día colegas!.... Salud y dos más, virtuales o concretas. Eso no importa demasiado, lo que realmente interesa es renovar la vocación y seguir informando con honestidad y responsabilidad, sea cual fuere nuestra "trinchera"
periodística. Se acabo la lincencia. Volvemos al camino.

Fiesta en el Desierto

Acción y adrenalina en el Oasis de la Huacachina en Ica, cuando dos sandborder compiten en el slalom. En los últimos años, esta actividad deportiva le ha dado vida a las dunas del desierto.

Los personajes de la gran aventura en las dunas de Ica, donde el fin de semana se desarrolló un emotivo -pero bastante desorganizado- campeonato de sandboarding.
Se me escarapela la piel de sólo recordar la voz chillona de la muchachita que se apoderó del micrófono y fungió de animadora durante la competencia. Lo peor de la jornada. Recomendación: no la dejen subir más a un estrado.


Vida en el desierto. Un puñado de casas de esteras resisten los embates del viento. La ciudad crece y su avance amenaza el oasis y las dunas perfectas de la Huacachina. Es tiempo de poner orden y preservar este espacio mágicamente desolador.



*Más imágenes en: www.flickr.com/photos/27547235@N00/47302083/

Tembló la Pachamama

Al caer la tarde, un sandborista pretende volar en el oasis de la Huacachina. En su intento, levanta una estela de arena que desaparece en las dunas doradas y turgentes... Sí, eso es lo que quería o debía escribir hoy, pero, al volver a Lima, la voz atiplada, dolorosa, desgarrada de un corresponsal radial, informaba sobre un violento terremoto en la selva norte del Perú.Eran las 11 de la noche. Ya había pasado más de dos horas del movimiento telúrico, pero recién me enteraba de la ingrata noticia. La tierra había desatado su furia, especialmente, sobre el pueblo de Lamas, y las ciudades de Moyobamba y Tarapoto, en la región San Martín. Y aunque el sismo se había sentido hasta Ica, el movimiento rutinario del bus en el que volvía a Lima, atenuó el remezón. No sentí nada, como si lo sintieron los miles de habitantes de esas ciudades, pintorescas, acogedoras, más de una vez visitadas, que vivieron, quizás, los segundos más largos de su vida; entonces, pienso en la angustia de los quechua…

El Click de la Semana

Juntito a la Huacachina, así estarán los viajeros que el sábado y domingo visiten la cálida Ica, ciudad que celebra su semana turística. Así que no lo piense más, si está cansado de los días grises de Lima, agarre su mochila y súbase a uno de los buses devoradores de kilómetros que recorren la Panamericana Sur. El viaje es muy corto. Apenas cuatro horas. Sólo tendrá que soportar un par de películas de Jacky Chang, Van Damme o, quizás, las dos versiones de Legalmente Rubia. El esfuerzo es mínimo comparado con los atractivos de esta tierra de valles y desiertos, en la que nunca falta una buena copa de vino o un excelentísimo pisco.La invitación está hecha. Ica, su esplendorosa laguna de la Huacachina, sus mágicas dunas, sus riquísimos pallares y tejas... ah, y claro, sus embriagadoras e históricas bodegas, lo están esperando. No se haga de rogar. *Cómo llegar a Ica: www.enjoyperu.com/guiadedestinos/ica/arrives/index2.htm*Dónde hospedarse en Ica: www.peru.info/peru.asp

Bienvenidos al Camino

Explorando es algo más que un viaje por las rutas milenarias del Perú. Es una forma de entender la vida, una búsqueda constante de las raíces, la cultura, la cosmovisión de los hombres y mujeres que pueblan los Andes. Sé parte de este peregrinaje por valles y montañas, cumbres y planicies, fiestas y ritos que reflejan las creencias y el sentir de una nación que vibra, bulle, se reinventa. Anímate a ser cómplice de nuestras andanzas por los caminos de la historia y la cultura del país. Únete a este viaje y disfruta de las aventuras de Explorando Perú. Bienvenido a las rutas del Sol.

Los Toreros de Aquia

Los primeros días de octubre, el pueblo de Aquia (provincia de Bolognesi, Ancash) celebra la fiesta de su patrón San Miguel Arcángel. Procesiones, corridas de toros y hasta la captura del Inca Atahualpa, son algunas de las costumbres y estampas folclóricas que año a año se repiten en esta generosa tierra de altura.
Hace algunos años, cubrí la festividad para el Diario Oficial El Peruano (www.editoraperu.com). La siguiente es una de las crónicas inspiradas en aquel viaje.

No hay matadores vestidos de luces ni banderilleros de fintas elegantes. Quizás nunca los habrá, porque la plaza de toros no es una plaza de toros, es el patio de la escuela de lunes a viernes y el estadio del pueblo los fines de semana.

Eso lo saben todos en Aquia... ¡bah!, pero no importa, igual, siempre hay corrida en honor a San Miguel Arcángel, aunque nunca falta una víctima de los mazazos de embriaguez del "chinguirito", la chicha y la cerveza, que grita gol en lugar de olé y pide penal cada vez que el a…

Crónicas Urbanas

En el bar de los recuerdos
Un hombre de barba blanca, dormita sobre la silla rechinante y probablemente apolillada de un vetusto bar. En su regazo, un gato escuálido se arrellana, ronronea, afila las uñas en el gastado pantalón. Unos metros detrás, la pintura de una "bailaora" -de cimbreantes y sensuales movimientos- parece coquetear con el puñado de parroquianos que devoran una fuente de choritos a la chalaca y piden un par de "cervecitas", para refrescar la tarde."Ya nada es como antes", despierta, rezonga, se entromete en una conversación imaginaria el hombre de la barba blanca, que da la espalda a la casi centenaria y emblemática "bailadora" del bar Rovira, uno de los más antiguos del Callao.Estantes vacíos, desportillados, a punto de venirse a bajo..."no tenemos dinero para restaurarlo", se lamenta, apretando los puños, uno de los descendientes de don Miguel Rovira Valle, el emprendedor ciudadano español que hace 93 años, tuvo la i…

El Click de la Semana

El vuelo del cóndor (Vultur gryphus) es uno de los mayores espectáculos naturales del mundo Andino. Pero, la experiencia es aún más sobrecogedora, casi irreal, cuando este gigante alado planea sobre las aguas del Pacífico, como aparece en esta imagen captada en Punta San Fernando (Marcona, Ica), por el biologo Pablo Merino. En San Fernando no sólo es común observar el vuelo de los cóndores, el ave carroñera más grande del mundo, sino, también, el elegante andar de los guanacos, un camélido sudamericano en peligro de extinción, comenta Merino, que al lado del fotógrafo naturalista Alejandro Tello, exploró la zona como parte del proyecto Refugios del Desierto. A pesar de toda su riqueza, San Fernando no es considerada como un área protegida por el estado peruano. Muy por el contrario, gran parte de su territorio ha sido vendido de manera poco clara a un consorcio Nazca Ecológica. El peligro se cierne sobre este paraíso marino. Está en nuestras manos evitarlo. *Más información:
www.agenci…

De Iquitos su Aventura (Parte III)

Tercera Lección: En Belén las calles tienen patas de zancudo La cabeza me da vueltas. Tengo sed. Me castigan las raíces del Amauta y la noche larga me pasa la factura en la mañana luminosa en la que camino rumbo a Belén: un puerto, un mercado, un barrio de casas ruinosas que se levantan sobre pilotes clavados en la desembocadura del río Itaya. “Venecia Peruana”, le dicen algunos, quizás con una dosis de ironía y una pizca de humor negro.

Belén no es Venecia. No hay palacios ni góndolas, sólo viviendas con apariencia de corral e inestables canoas. Belén es pobre, paupérrima, pero no inspira tristeza, más bien sorprende por ser una clara evidencia de la pujanza del hombre amazónico y de su capacidad de adaptarse, trabajar e incluso enhebrar sueños, en condiciones terriblemente adversas.

Las calles son de agua. Aquí nadie camina. Se nada o se rema, pero “sólo en la época de creciente, entre febrero y junio”, advierte Manuel, un joven ennegrecido y de pómulos salientes que se gana la vida s…

De Iquitos su Aventura (Parte II)

Segunda Lección:Las doncellas de la selva tienen escamasHay que caminar. El sol no mata, bueno, eso creo. En todo caso ya me enteraré. Eso sí, vuelvo a incidir que el calor me ha acorralado –ya lo sé, la frase es fea, pero no encuentro otra-, porque en este lugar la temperatura promedio anual es de 28 grados centígrados. Qué horror. ¡Es un horno!

Armado con un par de botellas de agua, empiezo mi peregrinaje por la calle Próspero, una vía ajetreada, colorida y sonora, donde las viejas casonas de la época del caucho se han convertido en tiendas comerciales que ofrecen desde equipos electrónicos de última o penúltima generación, hasta suculentos platos de tacacho con cecina (plátano molido y carne seca).

Esas son las que han corrido mejor suerte. Otras están abandonadas, como si fueran una patético ejemplo de que todo tiempo pasado fue mejor... al menos para algunos, al menos para los caucheros que se enriquecieron astronómicamente, mientras los nativos eran esclavizados en la vastedad del…

De Iquitos su Aventura (Parte I)

. Primera lección: Las serpientes no saben cruzar la pistaViajero: Rolly Valdivia ChávezMe acorrala el calor... Sí, ya lo sé, no es una frase excesivamente original. Más bien es fea –lo reconozco con hidalguía-, poco poética –mil disculpas a los vates- y en cierta forma simplona –humm, ya comienzo a sentir un poquito de vergüenza-, pero qué puedo hacer, es la pura verdad y a la verdad hay que honrarla, aunque agobie, deshidrate o achicharre las ideas.

No quería comenzar así, lo confieso. Deseaba escribir otra cosa, pero lo del "acorralamiento” me salió del alma, aunque en este momento pienso que hubiera sido más original escribir “soy un rehén del calor en un pedazo de la selva exuberante” o si sentenciaba que las serpientes de Iquitos, no saben cruzar las pistas.

¡Caray!, estoy en un problema. No sé como continuar con la historia. Soy incapaz de elegir un recuerdo que complemente lo del calor, porque en mi mente, afiebrada y confusa, vagabundean las imágenes, se mezclan los diálog…

La Tierra Prometida

Pozuzo, en la selva del departamento de Pasco, es un pequeño pueblo fundado en 1859 por más de un centenar de colos austro-alemanes. La llamada "Tierra Prometida", conserva hasta hoy muchas de las costumbres y tradiciones de sus primeros pobladores. La historia de este distrito de la provincia de Oxapampa, está marcada por la persistencia de los colones, quienes abandonaron sus tierras en el Tirol, para forjarse un futuro en un país lejano e ignoto. Pero, al llegar al país, el gobierno no cumplió con su compromiso de apoyarlos y conducirlos a la selva. Abandonados en el puerto del Callao, los europeos, liderados por el padre Jose Egg, iniciaron una tortuosa travesía hacia Pozuzo. Demoraron dos años y en su andar rebasaron las imponentes montañas de los Andes.*Si desea saber más de Pozuzo, visite: http://www.pozuzo.tk/

Adiós Lima

Mochila al hombro y cámara al ristreExplorando vuelve a la rutaLa ciudad, una vez más, ya comienza a fastidiarnos con su bullicioso desorden urbano y sus horas apagadamente grises, tan limeñas, como aquel suspiro que los genios de Soprole*, quisieron patentar en tierras sureñas.

Se acerca la hora del volver al camino. Lo presiento, lo intuyo, lo necesito. De eso me doy cuenta al ver mi mochila vacía, hambrienta de aventuras, contaminada por el polvo citadino.

Sí, ha llegado la hora de viajar de nuevo, cerca o lejos, a la playa o al monte, tal vez a algún nevado o una sierra inhóspita. Salir, darle la espalda al cemento y al asfalto, caminar y conocer. Explorar el Perú con la mochila y la cámara al ristre.

No importan los malos recuerdos. Las ampollas ardientes que truncaron mi andar en la Cordillera del Sira**. Eso es parte del pasado, una página más en el anecdotario de viaje, como el calambre en la catarata de Sipia en Cotahuasi***, como los hincones en la rodilla en el camino inca a M…

Explor...Agenda

Los hijos del Titicaca

El jueves se inaugura muestra fotográfica "Taquile un Autoretrato" en LarcoMar

El mítico y legendario lago Titicaca, un gigante compartido entre Perú y Bolivia, alberga en su azulada inmensidad un puñado de islas evocadoras, cuyas raíces históricas y culturales se remontan a los albores de la civilización altiplánica.

Pueblos antiguos y respetuosos de su tradición, como Taquile (región Puno), una pujante y organizada comunidad quechua que mantiene las costumbres y las leyes que heredaron de sus antepasados.

En este rincón lacustre, la tierra le pertenece a todos, es del pueblo, de los comuneros, de los hombres que conversan mientras tejen sus coloridos y larguísimos "chullos" (gorros de lana), de las mujeres que hilan la lana en sus hipnotizantes husos, de los niños que juguetean bajo unos arcos de piedra que parecen contemplar el sosiego del Titicaca.

Dicen que en Taquile casi todo es de todos. Dicen, también, que durante décadas la comunidad t…

El Click de la Semana

Desborde de adrenalina en Cerro Blanco (Nasca), la duna más alta del continente con 2,080 metros de altura. Majestuosa e imponente, sus amplísimas faldas de arena son perfectas para la práctica del sandboarding, una excitante aventura de velocidad y equilibrio.
Este fin de semana, los muchachos de TheMagical and Misterious Tours, encabezados por Efraín Flores Meza (efe99@hotmail.com), realizarán el segundo campeonato del año en Cerro Blanco. El objetivo es promocionar este deporte y, a la vez, demostrarle al mundo que Nasca no sólo debe ser visitada por las misteriosas líneas y geoglifos de sus pampas.
El festival deportivo se iniciará la madrugada del domingo, con el ataque a la cumbre de la duna, extenueante travesía que se realiza en 5 horas, aproximadamente. Luego de un pago a la tierra, los deportistas se "montarán" en sus tablas y pondrán a prueba su destreza y equilibrió en un trepidante descenso que supera los mil metros de extensión.

Más sobre sandboarding en Perú, en…

La Momia sin Nombre

El descuido de una momia preincaica en el pueblo de Lucanas (en la provincia del mismo nombre, Ayacucho) y el canto estremecedor de una niña en la plaza de Armas de Puquio (capital de dicha provincia), motivan una serie de reflexiones que se convierten en la base de este texto, elaborado hace un par de años para la revista virtual De Aquí y de Allá, Crónicas de Viaje, la cual permaneció muy poco tiempo en el cyber-espacio. Texto: Rolly Valdivia ChávezEn Lucanas hay una momia con una manta maltrecha. Nadie sabe su antigüedad, nadie conoce con exactitud dónde ni cuándo la encontraron, pero todos o casi todos los comuneros la han visto, sitiada por carpetas sin patas, raídos mapas opacos del Perú y el sinfín de objetos no identificados que desbordan la capacidad del pequeño altillo de una escuela.Intrigados o temerosos, persignándose o murmurando palabras en quechua, los comuneros de Lucanas conocieron a su particular huésped; pero su interés no fue más allá de subir al altillo -por una …