Ir al contenido principal

El Rey de la ironía

Pisco 7.9: Descabellada propuesta ministerial

Al inefable ministro de la Producción, Rafael Rey Rey, no se le ha ocurrido mejor idea en estos momentos de emergencia nacional, que anunciar el lanzamiento del Pisco 7.9, una edición limitada de la entrañable bebida de bandera, que sería obsequiada a los gobiernos e instituciones del exterior que han brindado su ayuda solidaria al Perú.

No creo pecar de susceptible pero la iniciativa me parece una ironía macabra, una broma de pésimo gusto, una cachetada al dolor y la tristeza que hoy embarga a millones de peruanos.

Y mientras en Pisco se levantan los escombros y se sigue llorando a las víctimas del violento terremoto, el ministro Rey –famoso por su catolicismo fanático y sus aires de inquisidor colonial- piensa en botellas de colección con el fatídico 7.9 impreso en sus etiquetas, como si hubiera que conmemorar o estar orgullosos de que un sismo de esa intensidad, ocasionara la muerte de más de 500 personas.

Lleno de patriotismo, el “santurrón” ministro Rey cree, o al menos eso dice, que su “brillantísima” idea servirá, también, para promocionar y reafirmar la peruanidad del Pisco, el fino aguardiente de uva que se elabora, desde tiempos coloniales, en los valles de la costa sur del país.

Ojalá que alguien haga entrar en razón al ministro. Ojalá que en sus rezos y en sus jornadas de penitencia, algún ángel o demonio –todo vale en este caso- le haga notar que su propuesta es descabellada e indignante y que si sigue dándole rienda suelta a su “talento” marketero, jamás se ganará un lugarcito en el reino de los cielos, aunque se flagele días enteros, aunque se golpee el pecho hasta destrozárselo.


Ingeniero, miembro del Opus Dei y político de dilatada carrera, Rey es recordado por sus coqueteos con el fujimorismo, su “matrimonio” por conveniencia electoral con Lourdes Flores y su oportuno “divorcio” tras la derrota en la primera vuelta del 2006, que le permitió revelar sin pudor alguno sus condiciones de búfalo aprista, olvidándose de los pecados del primer gobierno de Alan García.

Espero que el dislate de Rey no se haga realidad. Se me escarapela el cuerpo de sólo pensar en la cara que pondrán quienes reciban el irónico regalito. También me pregunto si los bomberos y médicos españoles que fueron maltratados por el cada vez más irritable presidente Alan García, serán merecedores a la exclusiva botella 7.9.

Quizás se las manden, total, el gobierno o, algunos de sus miembros, parecen ser los “reyes” de la ironía.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Fiesta en Andamarca

Yaku Raimi Cuando las aguas están de Fiesta Texto: Rolly Valdiva ChávezDel polvo del archivo rescatamos una crónica sobre la fiesta del agua en Andamarca, que publicamos originalmente en septiembre de 1999 en La Última Página del diario oficial El Peruano. El texto rescata las costumbres de una celebración que se mantiene vigente en esta pequeña comunidad ayacuchana, conocida como la "capital de los Rucanas" (un aguerrido pueblo preincaico) y la "ciudad de los andenes", por la proliferación de terrezas cultivables esculpidas en los cerros por los ingenieros andinos.
Al publicar esta nota, Explorando Perú quiere brindar un homenaje a los esforzados comuneros andamarquinos, quienes hasta en las épocas de mayor violencia política, siguieron respetando sus viejas costumbres, perpetuando una tradición de siglos.
Fiesta de comuneros. Revolotear de trenzas y polle­ras. Oleadas de chicha de jora y calentito. Zapateo interminable. Pueblo con­quistado por un batallón de mágic…

Conozca Pacaipampa

“Un lugar que no aparece en el mapa ni en la carta nacional”, esa fue una de las frases que escribí en noviembre del 2005, al volver de la laguna el Páramo, en el distrito de Pacaipampa (Ayabaca, Piura).

Lo más probable es que la laguna sigue estando ausente en los mapas y en la carta nacional. Pero, a diferencia del 2005, el nombre de Pacaipampa se publica ahora con frecuencia en la prensa, aunque la mayoría de quienes lo mencionan ni siquiera saben muy bien donde se encuentra y jamás han hablado con uno de sus pobladores.

Quizás, si hubieran visitado la zona o compartido con su gente, su opinión respecto a los campesinos y comuneros de la sierra piurana, sería totalmente distinta.

Sin duda, lo pensarían mil veces antes de escribir o decir con tanta ligereza, que ellos son violentos, intransigentes, opositores del progreso y fácilmente manipulables.

Es curioso, pero antes de que surgiera un movimiento ambientalista contrario a la ejecución del proyecto minero Río Blanco, se sabía muy po…