Ir al contenido principal

Clic de la semana

Negocio soñado
Estimado señor Rodolfo, aunque no tengo el gusto de conocerlo y ni siquiera estoy seguro de su existencia, porque los carteles, como el papel,  aguantan todo y de todo. Y si bien en esta imagen se lee claramente el nombre Rodolfo, eso no asegura que un Rodolfo sea el dueño del negocio.

Tal vez sea en honor al padre querido del fundador o de un esposo devoto y fiel -sí, existen algunos-. Siendo un poquito mal pensado, podría tratarse de algún lejano amor, de un vecino demasiado cariñoso, o de un dependiente siempre atento y servicial a los pedidos o caprichos de la dueña, si es que se tratara de una dueña. En fin, vaya uno a saber.

Quién le dice que al propietario o propietaria no se le ocurrió nada mejor. Es más, de repente en todo puerto Callao y en las orillas habitadas de Yarinacocha -con sus caseríos y comunidades nativas-, no vive ni un solo Rodolfo, por lo que el inicio de esta entrada no tendría ningún sentido o al menos no el sentido que se le ha querido dar.

Así que para evitar la "patinada", utilizaremos la vieja y eficaz fórmula de a quién corresponda, para expresarle merecidamente a quién corresponda, mi más sincera felicitación por su ingenio, visión y olfato empresarial que lo ha llevado a crear el novedoso concepto comercial de Licobrería.

Un negocio singular, desconocido y por qué no, hasta soñado, al menos para este viajero que no arruga cuando se trata de uno o varios brindis y que, por otro lado, más de una vez, se ha sentido embriagado con la lectura de un buen libro (¿quién dijo Relatos del Perú?).

Le confieso, señor Rolando, digo señor o señorita a quién corresponda, que su negocio en la calle Aguaytía del distrito de Yarinacocha, provincia de Coronel Portillo, región Ucayali, me sorprendió por esa extraña, atrevida e inusual mezcla entre botellas y libros.

Y no es que las letras no puedan llevarse bien con las bebidas espirituosas. Todo lo contrario. Leer y tomarse una copita es más que inspirador, pero, de allí a vender libros, útiles de escritorio y textos escolares con cerveza, ron, pisco y otras bebidas espirituosas y nada santas, hay una diferencia terrible y abismal que, probablemente, ha causado indignación y ataques hepáticos a más de uno.


Pero lo más curioso del asunto, es la de haber bautizado este nuevo concepto como Licobrería y anunciarlo con un colorido cartel, el cual acaparó la atención del acalorado y sediento lente de Explorando que, ahora, está tentadísimo de cambiar de rubro laboral y dedicarse a administrar su propia Licobrería. 

¿Negociamos la franquicia con quién corresponda?...

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Fiesta en Andamarca

Yaku Raimi Cuando las aguas están de Fiesta Texto: Rolly Valdiva ChávezDel polvo del archivo rescatamos una crónica sobre la fiesta del agua en Andamarca, que publicamos originalmente en septiembre de 1999 en La Última Página del diario oficial El Peruano. El texto rescata las costumbres de una celebración que se mantiene vigente en esta pequeña comunidad ayacuchana, conocida como la "capital de los Rucanas" (un aguerrido pueblo preincaico) y la "ciudad de los andenes", por la proliferación de terrezas cultivables esculpidas en los cerros por los ingenieros andinos.
Al publicar esta nota, Explorando Perú quiere brindar un homenaje a los esforzados comuneros andamarquinos, quienes hasta en las épocas de mayor violencia política, siguieron respetando sus viejas costumbres, perpetuando una tradición de siglos.
Fiesta de comuneros. Revolotear de trenzas y polle­ras. Oleadas de chicha de jora y calentito. Zapateo interminable. Pueblo con­quistado por un batallón de mágic…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.