Ir al contenido principal

Crónicas virtuales

Donde el autor, acaso por pereza, o, tal vez, por querer dársela de innovador y modernista, recopila algunos de las actualizaciones que escribió en sus redes sociales, durante su último viaje a tierras cusqueñas. Tanta alharaca para poner en evidencia que ya no tiene un celular bruto.  

Incertidumbre
Mañana en plena madrugada enrumbaré a Pomacanchi. Desde ahí continuaré camino a Waqrapukara. Serán varias horas pero no me pregunten cuántas. Cansa de solo pensarlo.
     *Al final fueron tres horas de camino (ida) partiendo de la comunidad de Santa Lucía.

Panorámica de Pomacanchi.
Matrimonio
En el hospedaje de Saúl, quien será mi compañero en la travesía de mañana, se celebra un matrimonio. La fiesta es en el patio de una vieja casona, ubicada al final de la calle Procuradores, una vía inquieta y movida.
     *Saúl –por motivos ajenos a la fiesta- no participaría de la travesía. En la ruta a Waqrapukara me acompañaría el "Chino" Godofredo, insigne hijo de Espinar.   

Policía
En Pomacanchi, provincia de Acomayo, la noche se anuncia con el viento. Hay poca gente en la plaza, una hilera de taxis y varias tiendas. Felizmente no está el policía que hace un rato me preguntó a qué se debía mi visita.
     *A su vez, este escriba le preguntó educadamente si era intervenido por tener cara de delincuente.

Futboleros
Dos niños pelotean en el centro de la Plaza. Su balón va y viene por encima de la pileta. Está viejo y desinflado, pero eso no importa. Igual se divierten.
     *Se debe consignar que de pura chiripa no le cayó un pelotazo al autor de este blog.

Educación
Mauro, a quien conocí en la tolva de una camioneta, dice que la educación en su comunidad es pésima. Los profesores se relajan demasiado. Por eso él tiene a sus hijas en un colegio privado de Pomacanchi. “Vale la pena y no tengo quejas”, sentencia en la ruta.
     *La conversación se dio en el retorno a Pomacanchi desde Santa Lucía, después de la visita Waqrapukara.

Teléfono
Qué pasará hoy en Pomacanchi. La agenda está abierta. Ya veremos qué, mientras tanto, una voz de mujer perifonea que una ciudadana tiene una llamada urgente. Ella debe acercarse rapidito para contestar en el local municipal.
     *Desconocemos mayormente si la comunicación llegaría a concretarse. 

Diablo
Lagunas de altura.
Acabo de enterarme que en abril nació el Anticristo en Ilave. Tiene cachos y cola y, ante la estupefacción de los doctores, profetizó un terremoto y tsunami en Lima. "Los curas y el gobierno lo han secuestrado", asegura la voz grave de un vídeo que se transmite en una tienda de Pomacanchi.
     *Varios jóvenes observaban con atención el vídeo, acaso con el mismo interés con el que en la noche anterior, hombres y mujeres miraban las aventuras del "Cholo Juanito y Richard Douglas".

Recorrido
Cinco lagunas, varias tropillas de vicuñas y una visita a Tungasuca, la tierra de Tupac Amaru. Quién dijo que Cusco es solo Machu Picchu.
     *Ruta viajera por el circuito de las Cuatro Lagunas y la reserva de vicuñas de la localidad de Pomacanchi, donde también existe una laguna. 

Vicuñas en las alturas de Pomacanchi.
Planes
Últimas horas en Pomacanchi, un lugar que no estaba en mis planes de viaje. Mañana partiré a Acomayo. No sé si pernoctaré ahí o en el Cusco. Quizás al final decida irme a Sicuani. Mi única certeza es que el jueves vuelvo a Lima.
     *Sicuani fue el destino elegido.

Clima
Del Sol que achicharra al viento congelado que siempre encuentra un resquicio para filtrarse. Contrastes climáticos en Pomacanchi.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Larga vida a la crónica periodística

Mientras algunos proclaman la extinción de la crónica, el autor de esta bitácora anuncia que el 14 de marzo iniciará un taller de cinco sesiones, para todos los interesados en mantener con vida a este género periodístico



Se equivocan quienes creen que la crónica periodística está condenada a muerte. Exageran los que afirman que los lectores ya no buscan buenas historias y se conforman con textos breves como el trino de un ave. Claudican aquellos que reemplazan los textos creativos y bien estructurados por frases cuyo único objetivo es acumular me gustan.

Ante ese aciago panorama que parece condenarnos a redactar mensajes sin pretensiones de trascendencia, de esos que se leen hoy y se olvidan mañana, es prioritario rebelarse y levantar los teclados, las libretas y los lapiceros, como medida de lucha, resistencia y defensa de la crónica, uno de los géneros más valiosos del periodismo, porque permite explorar el lenguaje y construir historias capaces de atrapar, conmover y sensibilizar a…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.