Ir al contenido principal

Invitación a mi quinceañero

Señoras y señores, lectores y lectoras, amigos y hasta enemigos, a través de estas líneas, tengo el agrado de comunicarle que el autor de Explorando –es decir, este guapo viajero, ah, cómo, quien dijo huaco- viene conmemorando sus 15 años de desempeño periodístico o, dicho en otras palabras, “es mi quinceañero”.

Espero sepan disculpar mi última frase, bastante rosa para ser sincero. Aclaro, por si las moscas- que no habrá fiesta con bajadita de escaleras ni que estoy en busca de un “chambelán” –guarda ahí compadre-; eso sí, anuncio con bombos, platillos y hasta con rata blanca, que el programa de celebraciones se extenderá hasta fin de mes y no precisamente por querer emular a las grandiosas fiestas patronales que se realizan en el país.

La amplitud del homenaje está más bien relacionada con una falla en mi memoria, porque aunque no lo parezca, este servidor ya tiene sus añitos y una que otra cosa se olvida.


Una de ellas es la fecha exacta en que pisé por primera vez la desaparecida redacción de la revista Sí, con un cuaderno Minerva bajo el brazo, un horroroso cuaderno que fungió de libreta –o libretón- de notas, en mis primeras comisiones.

Lo que recuerdo es que fue en la segunda quincena de setiembre del 94 del siglo y milenio pasado. Desde entonces, con una terquedad acaso digna de mejores causas, no he dejado de trabajar como periodista. Me ha ido bien, regular y pésimo. He hecho de todo un poco, desde investigación hasta horóscopos, desde editoriales hasta sumarios, y, claro, crónicas de viaje, muchas crónicas de viaje.

La primera apareció en el 95 y trató acerca de unas ranas enanas que salían de contrabando por el aeropuerto de Tarapoto. La publicaron en Sí con llamada de portada y todo eso. La experiencia fue más que satisfactoria. Eso de viajar para escribir no estaba mal, era divertido, emocionante, te hacía -en cierta forma- un aventurero.


Fue en la selva donde me picó el bichito del periodismo viajero. Intenté encontrar un antídoto, pero ha sido inútil hasta hoy. El mal se agravó a finales del 2000, cuando me alejé de las "redacciones formales" para probar suerte en un portal de Internet dedicado al turismo; y se convertiría en una enfermedad incurable, cuando, tiempo después "debutara"... -ey, no sean malpensados- como free lancer.

Así que ya lo saben, señoras y señores, lectores y lectoras, amigos y hasta enemigos, estoy cumpliendo mis 15 años. Y aunque sé que vendrán muchos más, este mes voy a celebrar como se merece. Ustedes, por supuesto, serán mis invitados de honor. Eso sí, no habrán “chambelanes” ni bajaditas por escaleras, solo brindis, viajes y recuerdos. ¿Me acompañan?

Comentarios

Arturo Calle dijo…
Me apunto!, dónde es?
Anónimo dijo…
Felicitaciones por tus 15 años de productiva labor. Un abrazo y un agradeciemiento por promover los valores y la visión de los artistas populares.
Muy interesantes tus entrevistas al danzante de tijeras Qori Sisicha y al músico Rómulo Damián. Particularmente soy un admirador de los danzaq y de todos los misterios que rodean a esta danza.
Te comento que desde años deseo obtener el disco "Musica ceremonial de los Andes" del grupo Los Danzaq de Ayacucho, y se que Qori Sisicha lo ha promocionado. Te estaría muy agradecido si me dijeras com puedo contactarme con el. La musica contenida en ese disco es simplemte impresionante y sobrecogedora.
Mi e-mail:albaguilar@hotmail.com
Cel: 993527010
Una abrazo y un saludo afectuoso.

Luis Aguilar
Sr. Arturo Calle, usted será informado en su debido momento. Por ahora, este viajero quinceañero, enrumbará hacia Puno en busca de diablitas festivas.
nila dijo…
Este Rolly, cuando no. Primero empila a la gente y luego arruga, jejeje.
Es que me voy de viaje. Al regreso puede ser o debe ser.

Salud...

r.v.ch.
felicitationes hermano ! y buena suerte en el viaje, nosotros los lectores aguardamos aca por mas updates !
A veces los post tardan, pero siempre llegan. Gracias por tus saludos.

r.v.ch.
Anónimo dijo…
Rolly desde España felicidades por esos quince años ...ejem ...de profesion. desde Madrid sigo tu blog siempre con añoranza, ya que por desgracia estoy a miles de km de todos esos sitios que nos enseñas. un besote!! monica
monica dijo…
Felicidades Rolly por esos tus 15 años.. ejem de profesion. desde Madrid sigo tu blog con avidez y porque no decirlo tambien con añoranza por vivir ahora tan lejos de esa hermosa tierra. Felicidades y que cumplas muchos mas!!
Gracias Mónica, espero que en algún momento puedas recorrer esos miles de kilómetros para que visites algunos o muchos de los lugares que aquí mostramos...

Saludos,

r.v.ch.
edwards dijo…
Feliz quince, Rolly.

Te conocí a mediados del año pasado cuando un grupo de periodistas, recién estoy en pañales, nos enrumbamos hacia Tingo María.
Como en todo viaje hay anécdotas, la siguiente es la que no deseamos que nos toque en un bus interprovincial.
Uno de tus compañeros le preguntó a la simpàtica terramoza de piel blanca ¿en dónde estamos?, ella haciendo elegancia de su buen humor, a la vez vengándose de las miradas lascivas que le lanzábamos y de los comentarios en doble sentido, respondió: "estamos en la carretera".
Todos explotamos de risa ante tan ´contundente´ respuesta, menos la criatura que estaba cerca de nuestros asientos. Un bebé que no dejó de llorar toda la madrugada.

Tu pluma es muy divertida y espero que sigas graficando las maravillas del Perú.
Recuerdo el comentario y también quien hizo la pregunta, aunque mantendré el anonimato.

Gracias por tu comentario,

Un saludo cordial,

r.v.ch.
CocaQuinto dijo…
Vale los dichos y hechos de tu persona en estos 15 años y que sigas con el mismo caracter de rejuvencer atraves de las fotos a los que tenemos mas de 15 años, y DE manera muy especial de mi querido pueblo ANDAMARCA recibe el saludo y cariño por tu carrera y que sigan los exitos salud con un vaso de chicha de Jora!!!
En realidad caería muy bien la chichita de jora. Yo me apunto. Salud,
r.v.ch.

Entradas más populares de este blog

Fiesta en Andamarca

Yaku Raimi Cuando las aguas están de Fiesta Texto: Rolly Valdiva ChávezDel polvo del archivo rescatamos una crónica sobre la fiesta del agua en Andamarca, que publicamos originalmente en septiembre de 1999 en La Última Página del diario oficial El Peruano. El texto rescata las costumbres de una celebración que se mantiene vigente en esta pequeña comunidad ayacuchana, conocida como la "capital de los Rucanas" (un aguerrido pueblo preincaico) y la "ciudad de los andenes", por la proliferación de terrezas cultivables esculpidas en los cerros por los ingenieros andinos.
Al publicar esta nota, Explorando Perú quiere brindar un homenaje a los esforzados comuneros andamarquinos, quienes hasta en las épocas de mayor violencia política, siguieron respetando sus viejas costumbres, perpetuando una tradición de siglos.
Fiesta de comuneros. Revolotear de trenzas y polle­ras. Oleadas de chicha de jora y calentito. Zapateo interminable. Pueblo con­quistado por un batallón de mágic…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…