Ir al contenido principal

Clic de la Semana

Hay quienes dicen –quizás con ingenuidad, tal vez con excesivo entusiasmo- que Dios es peruano.

Ellos tendrán sus razones para decirlo. A mí, particularmente, no me consta y para ser sincero, tengo grandes dudas sobre la nacionalidad y otros asuntos relacionados al todopoderoso… pero dichas incertidumbres no vienen al caso.

En fin, no sé si Dios es peruano; lo que si sé y de eso estoy segurísimo, es que aquí –en el Perú- abundan los diablos, como el festivo y tentador sajra paucartambino que aparece en este clic que alguna vez fue semanal y que ahora más bien sale cuando quiere, a la usanza del ya casi mítico tren macho.
Los diablos nacionales –al menos los que conozco y he visto directamente- son endemoniadamente bailarines y suelen escaparse del averno en las fiestas patronales, como ocurre en Paucartambo (Cusco), donde los sajras, con sus máscaras de espanto y sus trajes brillantes y estrafalarios, no se pierden ningún detalle de las celebraciones en honor a la Virgen del Carmen.

Pero los diablos nunca dejan de ser perversos y cuando todo el pueblo venera a la virgencita en sus recorridos procesionales, ellos se dirigen a los techos y balcones, con la perversa intención de “tentar” a la respetada imagen.

Nunca lo consiguen, sus esfuerzos son vanos. El bien se impone y los sajras, entre avergonzados y rencorosos, se tapan los ojos cuando se acerca la multitudinaria procesión, para no ver a la madre de Cristo. Ellos aceptan a regañadientes su perpetua derrota.

Comentarios

No sé con exactitud cómo llegué aquí, pero me gustó tu apreciación. PUNTO para ti.
Qué tal Giamarco,
Lo importante es que llegaste y, aún más importante, es que regreses al menos de vez en cuando.
Paos dijo…
Qué opina usted del conocido y endemoniado "Tio de la mina" de Oruro? ese no baila, por el contrario hay que bailárselo y darle su coquita y su buen alcohol.

Buena nota amigo.
Hola Paos,
Conozco al Tío de las minas bolivianas. Lo vi en el Cerro Rico en Potosí y, como tu dices, le dejé su traguito y su coquita (en hojas por si acaso). Eso sí, nada de baile. Soy medio desorejado.

Saludos,
GiuCe dijo…
Fenomenal tu BLOG!!!!
me encantó... puedo linkearte?

saludos :)
Claro Giuce, puedes linkear Explorando sin ningún problema. Más bies es muy grato para mí que lo quieras hacer.

Saludos
Pieri dijo…
Los saqras completan esa dualidad que está en cada manifestación de la fiesta de Paucartambo. Además, son uno de los cargos con el traje que más me gusta.
Hola Pieri,
Tienes razón, el traje de los sajras es uno de los más vistosos de la fiesta de Paucartambo.

Gracias por visitar Explorando.
Anónimo dijo…
hello ami me parecio chbre esta nota ....y a udstds
Anónimo dijo…
oe sabes soy estudiante me gustaria mas informacion cada ves q hagas una nota sobre alguna danza q no se conose mucho pero = est chvre tu pagina
Tendré en cuenta tus comentarios, para próximas entradas sobre danzas.

Saludos,
r.v.ch.

Entradas más populares de este blog

Larga vida a la crónica periodística

Mientras algunos proclaman la extinción de la crónica, el autor de esta bitácora anuncia que el 14 de marzo iniciará un taller de cinco sesiones, para todos los interesados en mantener con vida a este género periodístico



Se equivocan quienes creen que la crónica periodística está condenada a muerte. Exageran los que afirman que los lectores ya no buscan buenas historias y se conforman con textos breves como el trino de un ave. Claudican aquellos que reemplazan los textos creativos y bien estructurados por frases cuyo único objetivo es acumular me gustan.

Ante ese aciago panorama que parece condenarnos a redactar mensajes sin pretensiones de trascendencia, de esos que se leen hoy y se olvidan mañana, es prioritario rebelarse y levantar los teclados, las libretas y los lapiceros, como medida de lucha, resistencia y defensa de la crónica, uno de los géneros más valiosos del periodismo, porque permite explorar el lenguaje y construir historias capaces de atrapar, conmover y sensibilizar a…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.