Ir al contenido principal

Clic de la Semana

La silueta de un iglesia colonial despunta tras los enormes muros incásicos del templo de Wiracocha, en Raqchi (Cusco), evidenciando, en cierta forma, la raíces del Perú actual, una nación que -para bien o para mal- se sustenta o debería sustentarse, en su riqueza y diversidad cultural.

Se dice que el Perú es un país de todas las sangres y que aquí el que no tiene de "inga tiene de mandinga"; sin embargo, nunca faltan los necios que pretenden soslayar o miran con desdén esa pluralidad de culturas y sentires, entendiéndola como un obstáculo en el camino del desarrollo y la integración, en vez de enfocarla como una fortaleza y un signo de orgullo frente a otras naciones.

En Raqchi, como en otras partes del Cusco, es evidente la coexistencia de los andino y lo occidental. Es parte de su encanto más allá de las opiniones que se puedan tener sobre la invasión o conquista española -me inclino por el primer término- y el posterior periodo colonial.

Nos guste o no, lo ocurrido en el pasado no puede cambiarse. Se debe ser crítico y hasta rebelde, pero esta crítica y rebeldía tiene que ser herramienta de cambio y servir para escribir una historia diferente, con menos injusticia y pobreza, sin excluidos y sin corrupción, sin odio y sin violencia entre los propios peruanos.

Comentarios

Master viajero dijo…
Somos un país que tiene pluralidad de sangres. Sería absurdo señalar lo contrario, como tratar de tapar el sol con un dedo.
Qué tal Master,
La pluralidad es innegable, pero siempre hay gente que quiere tapar el sol con un dedo. Eso es lo lamentable.

Saludos,
Es verdad, lo que nos hace sentir peruanos es la identificaciónn con nuestro pasado, apreciando su arquitectura, arte y valorando sus formas de vida que fue valida para sus tiempos y necesaria para coexistir, Nos muestra que la organización de una comunidad tiene comno cimientos la comunicación, el respeto a la autoridad y la búsqueda del bien común.
Hola Víctor Hugo,

Hay muchas características de las antiguas sociedades andinas, amazónicas y costeñas del antiguo Perú, que nos deberían servir de ejemplo.
Arturo Gómez dijo…
Excelente toma y buenos mensajes Rolly. Ojalá publique más imágenes de nuestra diversidad y riqueza cultural. Un cordial saludo desde el Blog AMAUTACUNA.
Gracias Arturo. Un cordial saludo y no te preocupes que vendrán más imágenes.

Saludos,
Arturo Gómez dijo…
Gracias Rolly. Te cuento que publiqué la foto con una nota en mi blog, para que la aprecien mis alumnos y lectores en general. Saludos Viajero.
Qué tal Arturo
Voy a darle un vistazo.

Entradas más populares de este blog

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Fiesta en Andamarca

Yaku Raimi Cuando las aguas están de Fiesta Texto: Rolly Valdiva ChávezDel polvo del archivo rescatamos una crónica sobre la fiesta del agua en Andamarca, que publicamos originalmente en septiembre de 1999 en La Última Página del diario oficial El Peruano. El texto rescata las costumbres de una celebración que se mantiene vigente en esta pequeña comunidad ayacuchana, conocida como la "capital de los Rucanas" (un aguerrido pueblo preincaico) y la "ciudad de los andenes", por la proliferación de terrezas cultivables esculpidas en los cerros por los ingenieros andinos.
Al publicar esta nota, Explorando Perú quiere brindar un homenaje a los esforzados comuneros andamarquinos, quienes hasta en las épocas de mayor violencia política, siguieron respetando sus viejas costumbres, perpetuando una tradición de siglos.
Fiesta de comuneros. Revolotear de trenzas y polle­ras. Oleadas de chicha de jora y calentito. Zapateo interminable. Pueblo con­quistado por un batallón de mágic…

Conozca Pacaipampa

“Un lugar que no aparece en el mapa ni en la carta nacional”, esa fue una de las frases que escribí en noviembre del 2005, al volver de la laguna el Páramo, en el distrito de Pacaipampa (Ayabaca, Piura).

Lo más probable es que la laguna sigue estando ausente en los mapas y en la carta nacional. Pero, a diferencia del 2005, el nombre de Pacaipampa se publica ahora con frecuencia en la prensa, aunque la mayoría de quienes lo mencionan ni siquiera saben muy bien donde se encuentra y jamás han hablado con uno de sus pobladores.

Quizás, si hubieran visitado la zona o compartido con su gente, su opinión respecto a los campesinos y comuneros de la sierra piurana, sería totalmente distinta.

Sin duda, lo pensarían mil veces antes de escribir o decir con tanta ligereza, que ellos son violentos, intransigentes, opositores del progreso y fácilmente manipulables.

Es curioso, pero antes de que surgiera un movimiento ambientalista contrario a la ejecución del proyecto minero Río Blanco, se sabía muy po…