Ir al contenido principal

El retorno del "señor parapenti"

En más de una ocasión he narrado la historia del legendario vuelo en parapente desde el apu Aijamarca. Incluso, en mi último viaje al distrito de Carmen Salcedo – Andamarca, conversé sobre este hecho con varios pobladores. Ellos recordaban emocionados aquella gran aventura.

Pero mis recuerdos no estaban completos. Sabía que el piloto era venezolano y que la gente del pueblo lo rebautizó con el nombre de señor parapenti.


De tanto hablar o escribir del señor parapenti, se me fue olvidando el verdadero nombre del avezado deportista que voló de la montaña tutelar del pueblo andamarquino.

Ayer, luego de escabullirme de los policías que siguen vigilándome (ver el texto anterior), me di cuenta que en la entrada Razones para Volver, aparecía un comentario que decía lo siguiente:

Soy el piloto de parapente que voló por entonces en la Fiesta del Agua Nueva en Andamarca. Mi primer vuelo desde la cumbre del Aijamarca, fue el 23 de agosto de 1996. En días posteriores y en honor a las fiestas realice mas vuelos siendo un total de 5 hasta el final de las fiestas y en uno de ellos logre sobrevolar todo el pueblo. Desde entonces no he estado allí por lo que desconozco si se han seguido haciendo vuelos”.

El comentario era firmado por Gerardo Ibelli. Al fin y gracias a la Internet, resolvía mi laguna mental. Sí, el recuerdo tenía un nombre propio y, de paso, también, imágenes propias.

Y es que el piloto venezolano, en un correo posterior, me envió las fotos que ustedes observan en esta entrada y que según sus propias palabras “son mi único testimonio de mi vuelo inédito en el Aijamarca”.

Ibelli me comentó además que recuerda que los niños “empezaron a fabricar paracaídas de plástico y, al tirarlos por el aire, (estos) se quedaban enredados en los cables del entonces generador que iluminaba por la noche”.

En su mensaje me pide saludar afectuosamente a todas las personas que lo recuerden. Sin duda una tarea bastante complicada, porque cada uno de sus cinco vuelos, han quedado grabado en la memoria de muchos andamarquinos… y, claro, también en la de este modesto y viajero escriba.













Comentarios

CocaQuinto dijo…
QUE!!! recuerdos de gerardo.,.,., y gracias por la visita que fue y es inolvidable agosto del 2006, año donde el la ciudad de ica los residentes crearon la asociaacion de ANDAMARQUINOS residentes en ica,ARI, quienes esa vez donoron a cada gargonte un RECORDATORIO Y con todo cariño se le entrego uno al amigo Venezolano, Bueno donde estes siempre te recordaderemos amigo po haber brindado tremendo espectaculo al aire libre para el deleite de todos los visitantes a la tierra delos andenes. .
Qué tal CocaQuinto,

En realidad a mi también me ha dado mucho gusto saber de Gerardo y, sobre todo, comprobar que él también recuerda con cariño a Andamarca.

Saludos,
r.v.ch.
Hola, me gustaria intercambiar enlaces contigo, mi blog es www.turismocaleta.com/blogs , asi como tu yo tambien estoy en el ranking de turismo pero en el puesto 12, y tengo actualmente 300 visitas en promedio al dia :P

Espero tu respuesta.
Bye

Entradas más populares de este blog

Fiesta en Andamarca

Yaku Raimi Cuando las aguas están de Fiesta Texto: Rolly Valdiva ChávezDel polvo del archivo rescatamos una crónica sobre la fiesta del agua en Andamarca, que publicamos originalmente en septiembre de 1999 en La Última Página del diario oficial El Peruano. El texto rescata las costumbres de una celebración que se mantiene vigente en esta pequeña comunidad ayacuchana, conocida como la "capital de los Rucanas" (un aguerrido pueblo preincaico) y la "ciudad de los andenes", por la proliferación de terrezas cultivables esculpidas en los cerros por los ingenieros andinos.
Al publicar esta nota, Explorando Perú quiere brindar un homenaje a los esforzados comuneros andamarquinos, quienes hasta en las épocas de mayor violencia política, siguieron respetando sus viejas costumbres, perpetuando una tradición de siglos.
Fiesta de comuneros. Revolotear de trenzas y polle­ras. Oleadas de chicha de jora y calentito. Zapateo interminable. Pueblo con­quistado por un batallón de mágic…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.