Ir al contenido principal

Recuerdo mundialista


Buscando en mis archivos fotográficos encontré esta imagen del 2006. La hice en Puerto Ocopa (Satipo, Junín), una tarde de fiebre mundialista en la que las selecciones de Brasil y Ghana se enfrentaban en Alemania... bueno, al menos, eso es lo que me dicta la memoria que, en cuestiones futboleras, suele ser bastante acertada.

Quizá por eso quería ser periodista deportivo. Esa era mi intención cuando postulé a la carrera de Comunicación Social. Ya en las aulas de San Marcos cambiaría mi perspectiva profesional, pero mi pasión se mantendría incólume. 

Una pasión que se incrementa día a día. Y es que Brasil 2014 está a la vuelta de la esquina. Justo en ese estado de expectación -que sería desbordante si la selección hubiera logrado el milagro de la clasificación- encontré el clic que acompaña estas palabras, entonces, decidí rescatarlo del olvido, para demostrar que el fútbol siempre será mucho más que una barra brava

Pero eso no es todo. Este encuentro fortuito me ha llevado a preguntarme si este año volveré a perderme algunos partidos por mis afanes de viajero. Me sucedió en Japón-Corea 2002. En esa ocasión, por andar de caminante en Choquequirao y el Camino Inca a Machu Picchu, me desentendí de los encuentros por varios o, quizás, demasiados días. 

Cuatro años después, tuve que partir hacia la Selva Central para visitar la catarata de Koari. En los inicios de esa travesía, una antena parabólica y un televisor protegido en un cajón de madera, me permitieron ver unos minutos al pentacampeón que sería eliminado por Francia en los cuartos de final.

En el último mundial, el camino me llevaría a una ruta de artesanos en Junín, la cual me impediría ser testigo del choque entre Uruguay y Ghana, un partido memorable por la mano de Suárez y el penal errado por los africanos en el último suspiro del suplementario. 

Al día siguiente, solo pude escuchar por radio la paliza de Alemania a la Argentina de Maradona y Messi, y ver de lejitos y en pleno almuerzo, el triunfo agónico de España contra la aguerridísima Paraguay. 

Qué se hace. Son gajes del oficio. Cosas que pasan y que, muy probablemente, se repetirán este año. Eso sí, la inauguración y la final no me las pierdo por nada... bueno, al menos esa es mi intención. 

Comentarios

Anónimo dijo…
gracias por el post es muy bueno me pareció estar dentro del mundial
www.booktocuba.com

Entradas más populares de este blog

Fiesta en Andamarca

Yaku Raimi Cuando las aguas están de Fiesta Texto: Rolly Valdiva ChávezDel polvo del archivo rescatamos una crónica sobre la fiesta del agua en Andamarca, que publicamos originalmente en septiembre de 1999 en La Última Página del diario oficial El Peruano. El texto rescata las costumbres de una celebración que se mantiene vigente en esta pequeña comunidad ayacuchana, conocida como la "capital de los Rucanas" (un aguerrido pueblo preincaico) y la "ciudad de los andenes", por la proliferación de terrezas cultivables esculpidas en los cerros por los ingenieros andinos.
Al publicar esta nota, Explorando Perú quiere brindar un homenaje a los esforzados comuneros andamarquinos, quienes hasta en las épocas de mayor violencia política, siguieron respetando sus viejas costumbres, perpetuando una tradición de siglos.
Fiesta de comuneros. Revolotear de trenzas y polle­ras. Oleadas de chicha de jora y calentito. Zapateo interminable. Pueblo con­quistado por un batallón de mágic…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.