Ir al contenido principal

Recuerdo mundialista


Buscando en mis archivos fotográficos encontré esta imagen del 2006. La hice en Puerto Ocopa (Satipo, Junín), una tarde de fiebre mundialista en la que las selecciones de Brasil y Ghana se enfrentaban en Alemania... bueno, al menos, eso es lo que me dicta la memoria que, en cuestiones futboleras, suele ser bastante acertada.

Quizá por eso quería ser periodista deportivo. Esa era mi intención cuando postulé a la carrera de Comunicación Social. Ya en las aulas de San Marcos cambiaría mi perspectiva profesional, pero mi pasión se mantendría incólume. 

Una pasión que se incrementa día a día. Y es que Brasil 2014 está a la vuelta de la esquina. Justo en ese estado de expectación -que sería desbordante si la selección hubiera logrado el milagro de la clasificación- encontré el clic que acompaña estas palabras, entonces, decidí rescatarlo del olvido, para demostrar que el fútbol siempre será mucho más que una barra brava

Pero eso no es todo. Este encuentro fortuito me ha llevado a preguntarme si este año volveré a perderme algunos partidos por mis afanes de viajero. Me sucedió en Japón-Corea 2002. En esa ocasión, por andar de caminante en Choquequirao y el Camino Inca a Machu Picchu, me desentendí de los encuentros por varios o, quizás, demasiados días. 

Cuatro años después, tuve que partir hacia la Selva Central para visitar la catarata de Koari. En los inicios de esa travesía, una antena parabólica y un televisor protegido en un cajón de madera, me permitieron ver unos minutos al pentacampeón que sería eliminado por Francia en los cuartos de final.

En el último mundial, el camino me llevaría a una ruta de artesanos en Junín, la cual me impediría ser testigo del choque entre Uruguay y Ghana, un partido memorable por la mano de Suárez y el penal errado por los africanos en el último suspiro del suplementario. 

Al día siguiente, solo pude escuchar por radio la paliza de Alemania a la Argentina de Maradona y Messi, y ver de lejitos y en pleno almuerzo, el triunfo agónico de España contra la aguerridísima Paraguay. 

Qué se hace. Son gajes del oficio. Cosas que pasan y que, muy probablemente, se repetirán este año. Eso sí, la inauguración y la final no me las pierdo por nada... bueno, al menos esa es mi intención. 

Comentarios

Anónimo dijo…
gracias por el post es muy bueno me pareció estar dentro del mundial
www.booktocuba.com

Entradas más populares de este blog

Larga vida a la crónica periodística

Mientras algunos proclaman la extinción de la crónica, el autor de esta bitácora anuncia que el 14 de marzo iniciará un taller de cinco sesiones, para todos los interesados en mantener con vida a este género periodístico



Se equivocan quienes creen que la crónica periodística está condenada a muerte. Exageran los que afirman que los lectores ya no buscan buenas historias y se conforman con textos breves como el trino de un ave. Claudican aquellos que reemplazan los textos creativos y bien estructurados por frases cuyo único objetivo es acumular me gustan.

Ante ese aciago panorama que parece condenarnos a redactar mensajes sin pretensiones de trascendencia, de esos que se leen hoy y se olvidan mañana, es prioritario rebelarse y levantar los teclados, las libretas y los lapiceros, como medida de lucha, resistencia y defensa de la crónica, uno de los géneros más valiosos del periodismo, porque permite explorar el lenguaje y construir historias capaces de atrapar, conmover y sensibilizar a…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.