jueves, octubre 18, 2007

La envidia de Tarzán

No soy Tarzán ni pretendo serlo, pero por unos días me internaré en la selva, la amazónica no la africana, por si acaso, ya que el “presupuesto” de Explorando Perú –qué buena broma ¡cuál presupuesto!- no llega para tanto, con decirle que hay ocasiones en las que apenas si alcanza para pagar una chinita en la combi.

No gritaré ¡ooooooohhhhhhoooooo! ni estaré acompañado de ninguna muchachita con vocación de Jane, tampoco andaré medio calato por las trochas ni buscaré lianas para pasear por las copas de los árboles.

No tengo espíritu de exhibicionista ni quiero asustar a los animales que ya tienen suficiente con los peligros de extinción y las amenazas constantes de los hombres y las mujeres, porque en lo bueno y en lo malo, hay que aplicar la igualdad de género.

Así que durante varios días andaré perdido –o, mejor dicho, más perdido que de costumbre- en la selva calurosamente tupida de Tambopata, en Madre de Dios, buscando encuentros cercanos o lejanos, en fin, de cualquier tipo, con fieras que meten miedo y alimañas de todos los tamaños, con especimenes ponzoñosos y bichos horripilantes… con la naturaleza en todas sus formas, con toda su explosión de vida.

Así que mañana partiré hacia a Puerto Maldonado, donde me embarcaré hacia la espesura amazónica, en búsqueda de emociones y aventuras para envidia de Tarzán, que jamás reinó en la selva peruana.

6 comentarios:

Paos dijo...

BUEN VIAJE!!!pásala muy bien, disfruta de las maravillas que tiene la selva...y que tengas un feliz cumpleaños.

Anónimo dijo...

Holaaaaa
Te he llamdo varias veces, ye ehviè un mensaje a tu celular para decirte FELIZ CUMPLEAÑOS. Cuando leí tu nota me imagino que estaràs perdido en la Selva y no quieres que te salude. Donde quieras que estes, que la pases bien y cuando retornes (antes de diciembre) ofrezco mi casa para alguna reuniòn.
Saludos gran amigo
Luz Marina

Anónimo dijo...

Feliz Cumpleaños Papi...!!!!

Explorando Perú dijo...

Gracias por los saludos. El cumple lo pasé en la selva, explorando el monte y las cochas; es decir, la pasé haciendo lo que me gusta.

Anónimo dijo...

Pues si que da envidia, pero de la buena. Desde Guatemala te envio un fuerte abrazo y que alegría que estuviste en la Selva difrutando de tanta belleza natural, haciendo lo que tanto te agrada!!
Gaby D.

Explorando Perú dijo...

Gracias, Gaby.
Algún día espero poder recorrer los caminos de tu país y entrar en contaco con los descendientes de los mayas. Sería fabuloso.
Saludos,