Ir al contenido principal

La envidia de Tarzán

No soy Tarzán ni pretendo serlo, pero por unos días me internaré en la selva, la amazónica no la africana, por si acaso, ya que el “presupuesto” de Explorando Perú –qué buena broma ¡cuál presupuesto!- no llega para tanto, con decirle que hay ocasiones en las que apenas si alcanza para pagar una chinita en la combi.

No gritaré ¡ooooooohhhhhhoooooo! ni estaré acompañado de ninguna muchachita con vocación de Jane, tampoco andaré medio calato por las trochas ni buscaré lianas para pasear por las copas de los árboles.

No tengo espíritu de exhibicionista ni quiero asustar a los animales que ya tienen suficiente con los peligros de extinción y las amenazas constantes de los hombres y las mujeres, porque en lo bueno y en lo malo, hay que aplicar la igualdad de género.

Así que durante varios días andaré perdido –o, mejor dicho, más perdido que de costumbre- en la selva calurosamente tupida de Tambopata, en Madre de Dios, buscando encuentros cercanos o lejanos, en fin, de cualquier tipo, con fieras que meten miedo y alimañas de todos los tamaños, con especimenes ponzoñosos y bichos horripilantes… con la naturaleza en todas sus formas, con toda su explosión de vida.

Así que mañana partiré hacia a Puerto Maldonado, donde me embarcaré hacia la espesura amazónica, en búsqueda de emociones y aventuras para envidia de Tarzán, que jamás reinó en la selva peruana.

Comentarios

Paos dijo…
BUEN VIAJE!!!pásala muy bien, disfruta de las maravillas que tiene la selva...y que tengas un feliz cumpleaños.
Anónimo dijo…
Holaaaaa
Te he llamdo varias veces, ye ehviè un mensaje a tu celular para decirte FELIZ CUMPLEAÑOS. Cuando leí tu nota me imagino que estaràs perdido en la Selva y no quieres que te salude. Donde quieras que estes, que la pases bien y cuando retornes (antes de diciembre) ofrezco mi casa para alguna reuniòn.
Saludos gran amigo
Luz Marina
Anónimo dijo…
Feliz Cumpleaños Papi...!!!!
Gracias por los saludos. El cumple lo pasé en la selva, explorando el monte y las cochas; es decir, la pasé haciendo lo que me gusta.
Anónimo dijo…
Pues si que da envidia, pero de la buena. Desde Guatemala te envio un fuerte abrazo y que alegría que estuviste en la Selva difrutando de tanta belleza natural, haciendo lo que tanto te agrada!!
Gaby D.
Gracias, Gaby.
Algún día espero poder recorrer los caminos de tu país y entrar en contaco con los descendientes de los mayas. Sería fabuloso.
Saludos,

Entradas más populares de este blog

Larga vida a la crónica periodística

Mientras algunos proclaman la extinción de la crónica, el autor de esta bitácora anuncia que el 14 de marzo iniciará un taller de cinco sesiones, para todos los interesados en mantener con vida a este género periodístico



Se equivocan quienes creen que la crónica periodística está condenada a muerte. Exageran los que afirman que los lectores ya no buscan buenas historias y se conforman con textos breves como el trino de un ave. Claudican aquellos que reemplazan los textos creativos y bien estructurados por frases cuyo único objetivo es acumular me gustan.

Ante ese aciago panorama que parece condenarnos a redactar mensajes sin pretensiones de trascendencia, de esos que se leen hoy y se olvidan mañana, es prioritario rebelarse y levantar los teclados, las libretas y los lapiceros, como medida de lucha, resistencia y defensa de la crónica, uno de los géneros más valiosos del periodismo, porque permite explorar el lenguaje y construir historias capaces de atrapar, conmover y sensibilizar a…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.