jueves, noviembre 01, 2007

Máncora...

Calor. Mar. Arena. Máncora. Ceviche, arroz con mariscos, jalea, chicharrón de pescado. Olas, siluetas bronceadas, tablistas, muchas tablistas. Mototaxis, restaurantes, cabinas de Internet. Vendedores de chucherías, mochileros, hippies. Gringas tostadas, rastras desgreñados, limeñitas pitucas, alzadas, dizque fashion.

Bikinis y tangas. Castillos de arena. Cervecita helada. Fulbito playero. Pelícanos y garzas. Sube la marea. Baja la marea. Crecen las olas, se achican las olas. Se corre o no se corre. Se intenta. Se puede... Un chapuzón. Una siesta en la arena. Más calor, más bikinis y tangas, más chelas. Más Máncora.

Hora de irse. De volver al mar. Máncora sin Internet, sin post, sin bitácoras. Sólo playas, olas, diversión. Es dura la vida del viajero.

3 comentarios:

Paos dijo...

es mi idea o alguien la está pasando bien???

Explorando Perú dijo...

Sí, es tu idea nada más...

Anónimo dijo...

que sufrimiento... ay dios !!