viernes, enero 19, 2007

Lima... más vale tarde que nunca

Donde al autor pierde los estribos, olvida que es periodista y se pone bravo -con jergas incluidas- porque anda “misión imposible”. Y como después de toda tormenta viene la calma, confiesa mansamente su cariño por Lima, su cuidad, un día después de su 472 aniversario.

Pucha, estoy casi seguro que otro patita ya les ha ido con el chisme y les ha dicho lo mismo que yo quiero contarles. Bueno, así lo sepan igual se los cuento, total, tengo que hacer hora mientras me animo o desanimo de llamar a un cuerito de buen puntaje al que hace ratón mickey quiero caerle, aunque ella ni pelota me da.

Y así no es pe’, así no juega Perú. ¿No les parece?, porque yo le estoy poniendo empeño a la flaquita y esta nada de nada… caray, tiene razón mi hermano cuando me dice que ninguna chica se deja enamorar con gaseosita y galletas de soda.

Una vaina ser misio, por mi madrecita que quisiera invitarle otra cosa, llevarla a tonear a algún huarique del Barranco juerguero o al Yakana, un antro sombrío en los altos de un veterano edificio del jirón de La Unión, en el mismísimo corazón del Centro Histórico de Lima, la gran Lima, la vieja Lima, la Lima señorial y provinciana, la Lima en la que nací y crecí.

Mejor lo dejo ahí. Después van a estar creyendo que quiero ser poeta, novelista o, lo que es peor, ¡periodista!; no, pe’, no se confundan conmigo, yo no le entro a esas vainas raras.

Disculpen la distracción. Les iba diciendo que estoy "misión imposible", sin fichas, muca recordando una jerga de mi época de chibolo o como me dijo uno de mis yuntas con
voz cachacienta: “local, andas más arrancado que calendario del 2006”.

Completa y totalmente misio. Apenas un sol para la combi asesina. Por eso no me animo a llamar ni a meterle letra a la chicoca. Y es que es rochoso mandarse con un fonazo para decir:
o’e quiero verte pe’, pero eso sí flaquita, no me alcanza ni para un chancay de a medio.

Este tipo de situaciones marcan pica. Por eso estoy recontra asado y aburrido, tan aburrido, que me he puesto a escribir tontería y media o ¿será tontería completa?… hum, y de tanto tontear, se me ocurrió datearles que ayer fue el aniversario de Lima, su cumplemenos o, para decirlo como buen achorao, su santoyo.

Caramba, ahora si que se me salió el barrio enterito. Perdón por lo de santoyo, es una jeringa pe’, en verdad quise decir su santo, aunque pensándolo bien, ninguna ciudad - incluyendo a Lima- celebra su santo, sino, más bien, conmemora su fecha de fundación que, en el caso de esta tres veces coronada villa –vieron que también puedo ser elegante- acaeció –continúo con la finura- el 18 de enero de 1535.

Soy sincero al decirles que me gustaría brindar por Lima. Un par de chelitas bien helenas o un buen pisquito sour en el hotel Bolívar, justo al frente de la plaza San Martín… y es que frente a un San Martín sólo puede haber un Bolívar, como dicen que dijo hace un montón de años el presidente Augusto B. Leguía, uno de los tantos mandatarios con ganas de eternizarse en el poder que adornan las páginas de la historia del Perú.

De pensar en el brindis ya me voy poniendo alegrón, aunque el cielo de Lima, como siempre o casi siempre, persista con su gris tristeza. Pero así es la ciudad y así la queremos o al menos la aguantamos, porque Lima no es un paraíso pe’ y los limeños no somos angelitos, con el perdón de Santa Rosita, el mulatito San Martín de Porres y el Señor de los Milagros.

En honor a la verdad, Lima es una ciudad que siempre parece andar de patas para arriba. Y es que marca pica observar comos sus casonas históricas se vienen abajo de pura vejez y dan ganas de meterle un cabezazo a los choros y pandilleros que atacan en mancha para llevarse lo poco que uno tiene y también a los choferes que pisan el acelerador como si fueran suicidas o asesinos.

Y la capital peruana es tan extraña y diversa que casi la mitad o, acaso, más de la mitad de sus habitantes no nacieron en esta metrópoli que mira con pasión o, acaso, con desinterés, el vaivén del Pacífico.

Otro buen
porcentaje son -o somos- limeños de primera generación, hijos de migrantes que por esas cosas del centralismo perverso, vinieron a buscar un futuro mejor en este pedazo de desierto costero, convertido casi por milagro en una enmarañada urbe de cemento y esteras, en la que viven, sueñan, sufren, más de siete millones de personas.

Es curioso, pero escribir me ha quitado el fastidio. Ahora ya no pienso en llamar al cuerito de buen puntaje ni me preocupa el vacío en el bolsillo.
Ahora pienso en Lima, como lo he hecho tantas otras veces, siempre odiándola y queriéndola, siempre sintiéndome parte de ella, de sus cosas buenas y malas, de sus alegrías y dramas cotidianos.

Lima dista mucho de ser perfecta pero es mi casa y... por eso la quiero. Y aunque sé que no es y quizás nunca será la ciudad más bonita, ordenada y ejemplar del mundo, la seguiré queriendo, porque es mi hogar, el único que he tenido, el único que deseo habitar...
al menos por ahora.

13 comentarios:

Nicolas dijo...

Hola,
Yo también buscaba información acerca de buenos lugares en lima y encontré muchos lugares y buenos datos en la página http://www.hotelsmadbar.com/sp/hoteles-en-lima-01.html del sitio hotelsmadbar.com.

Además en el mismo sitio puedes reservar hoteles sin pagar nada por adelantado. Se las recomiendo!

Nicolas dijo...

Hola!
Les recomiendo para sus viajes que ingresen a estos sitios de reservas de hoteles. Son excelentes, con una amplia variedad de hoteles en todo el mundo, con mucha disponibilidad y lo mejor de todo, se reserva online pero se paga directamente en el hotel!
Por ejmplo pueden encontrar:
Hoteles de Lujo en Londres:
http://www.discount-hotels.es/es/unitedkingdom/hoteles-london-01.html
Hoteles en las Ramblas de Barcelona:
http://www.hotelsbarcelona.org/spa/barcelona/hoteles-en-ramblas-de-barcelona.htm
Hoteles 4 estrellas en Buenos Aires:
http://www.hotelsmadbar.com/sp/hoteles-en-buenos-aires-01.
Hoteles económicos en Alicante:
http://www.offers-hotels.com/es/espana/hoteles-alicantecostablanca-01.aspx
Saludos,
Nicolás

CEMS dijo...

Nicolas, el hombre esta diciendo que no tiene ni para invitarle un chancay a la flaquita, y vienes aca promocionando hoteles de lujo en Londres. Desatinado.

Tranquilo hombre que el dinero va y viene.
Saludos

Sandro Medina Tovar dijo...

Que yo sepa, más eres del Callao, que de Lima...

Saludos,

Explorando Perú dijo...

Qué tal Cems,
Tienes razón. Con la justa uno tiene para la combi y le recomiedan hoteles 5 estrellas. Es como mostrarle pan a un hambriento.

Saludos,

Explorando Perú dijo...

Qué tal Sandro,

Te equivocas. Soy limeño y no chalaco.

Saludos,

GiuCe dijo...

Lima tiene su encanto, a veces muy escondidos y a veces tan cotidianos que no los vemos...

me gusta tu blog^^

saludossssssss

Arturo Gómez dijo...

ja,ja,ja. Buena Rolly, yo creo que la enamoras escribiendo. Saludos.

Explorando Perú dijo...

Bienvenida Giuce...
Gracias por el comentario. Sólo puedo decir que Explorando es como Lima... tiene sus encantos...

Saludos

CB dijo...

Hey. Muy buena tu historia, realmente. Voy a estar de visita en esa ciudad de la que conozco tan poco en Marzo próximo. Quizás mi mente imagina bien o mal el barrio Miraflores de antes según Vargas LLosa. O la ..."alameda limeña". Sólo estaré dos días, con o sin $, un pisquito siempre se merece. La flaquita debe entender.

Explorando Perú dijo...

Qué tal Arturo,
Te equivocas. Escribiendo no enamoro a nadie, más bien las espanto o las aburro. Así estoy de piña, jajaja.

Saludos,

Explorando Perú dijo...

Bienvenida CB,

Espero que disfrutes la ciudad y reconozcas algo de lo escrito por Vargas Llosa en el Miraflores de hoy.

Si necesitas algún dato sobre Lima o cualquier otro lugar del Perú, no dudes en escribirme. Aquí estamos para dar una mano.

Saludos y espero que la flaquita sea comprensiva o, lo que es mejor, que ella pague la cuenta.

Anónimo dijo...

estaba mui buena sigan asi