Ir al contenido principal

Valle de aventura

Ya pues, vamos, escribe. No seas flojo, no te abandones ni te entregues al relajo. O acaso piensas que aún estás en Lunahuaná, disfrutando del sol, de la bienvenida con pisco sour en una casa habitada por la historia, de la conversación con viejos socios de camino o de las palabras de estreno con flamantes conocidos.


Reacciona, ubícate, ya estás en la ciudad, frente al computador y no mirando el río Cañete con sus aguas esplendorosas ni caminando por el puente colgante del anexo de Paullo; menos en el concreto puente de Socsi, donde siempre llegan las balsas y los kayaks que participan en esa competencia clásica, tradicional, insustituible en los festivales de aventura que todos los años se organizan en el valle.

Tampoco estás sentado en la orilla ribereña o en el camping San Jerónimo, teniendo como única preocupación los ataques siempre traicioneros de los mosquitos.

Ojo, mira bien, estás en esa silla incómoda y algo desvencijada de tu dizque oficina, así que déjate de remembranzas, de creer que sigues allí, cuando estás acá y debes escribir, redactar, contar tu historia.


Es inútil, eres terco, sigues pensando que es fin de semana y que estás en Lunahuaná, en el festival realizado el fin de semana pasado con la organización de la Asociación Latinoamericana de Deportes de Aventura (Aldea) o en la fiesta sabatina al aire libre, esa que reúne a inga y a mandinga y en la que brindaste alguito y no bailaste nada, ni una pieza. Te salvaste.

Vuelan las horas, sigues con flojera y no pasa nada. Eres un caso perdido. Se te hace imposible escribir de Lunahuaná, porque sigues creyendo que estás en Lunahuaná, y, cuando estás en Lunahuaná –perdón por el trabalenguas-, jamás redactas.

Haces otras cosas, muchas cosas sobre las cuales escribirás cuando te des cuenta que has vuelto a Lima y que estás frente a tu computador, no frente al río Cañete.


*Vea más fotos del festival, haciendo clic
aquí.

Comentarios

Flou dijo…
y asi como jugando ya escribiste tu post, no frente al rio cañete, sino frente a tu computador...envidio tu vida! y la envidia me consume! jaja, saludos Rolly.
No te consumas, por favor. No es para tanto. Y, bueno, sí, así como jugando salió la entrada sobre Lunahuaná. Ojalá me anime a preparar el segundo.

Saludos,

r.v.ch.
Pedro Laos D. dijo…
Lunahuana es lo maximo!!!!!!

Entradas más populares de este blog

Fiesta en Andamarca

Yaku Raimi Cuando las aguas están de Fiesta Texto: Rolly Valdiva ChávezDel polvo del archivo rescatamos una crónica sobre la fiesta del agua en Andamarca, que publicamos originalmente en septiembre de 1999 en La Última Página del diario oficial El Peruano. El texto rescata las costumbres de una celebración que se mantiene vigente en esta pequeña comunidad ayacuchana, conocida como la "capital de los Rucanas" (un aguerrido pueblo preincaico) y la "ciudad de los andenes", por la proliferación de terrezas cultivables esculpidas en los cerros por los ingenieros andinos.
Al publicar esta nota, Explorando Perú quiere brindar un homenaje a los esforzados comuneros andamarquinos, quienes hasta en las épocas de mayor violencia política, siguieron respetando sus viejas costumbres, perpetuando una tradición de siglos.
Fiesta de comuneros. Revolotear de trenzas y polle­ras. Oleadas de chicha de jora y calentito. Zapateo interminable. Pueblo con­quistado por un batallón de mágic…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.