Ir al contenido principal

Me voy... pero volveré

Dentro de un par de horas iniciaré el retorno. La travesía por Ayacucho se termina entre escolares que "arman" alfombras coloridas para una procesión y el cansancio de mis piernas, abatidas luego del ascenso a Pikimachay, la cueva en la que se encontraron los vestigios humanos más antiguos del continente (de 10 a 20 mil años a.C. aproximadamente) y a Huatuscalla, una colinita puntiagua desde la que se observa la confluencia de los ríos Huarpa y Mantaro.

Se extingue el tiempo. Debo preparar mis cosas y pegar la media vuelta. Adiós Ayacucho con sus iglesias y casonas coloniales, con su pan chapla y sus infinitos tunales; adiós también a Huamanguilla y su campiña prodiga y colorida, a Quinua con sus artesanos y sus casitas entejadas, a Cangallo encajonada por montañas robustas y el cauce vertiginoso del río Pampas, a Huanta con su apariencia de vallecito silencioso.

Tengo que irme. La carretera me espera. Hoy, como tantas otras noches, dormiré en un omnibus y, esta vez, presiento que soñaré con Ayacucho... será un lindo sueño.

Comentarios

Paos dijo…
Me encanta el sentimiento con el que escribes cada uno de tus reportajes. Te vi, te escuché y te leí y puedo afirmar que ¡¡¡vives al máximo el momento!!! también puedo decir que por ese entusiasmo me dejo llevar hasta el lugar del relato y puedo disfrutar de cada palabra e imaginar que estoy ahí.Espero que este año se cumpla mi deseo para que deje de imaginar lugares.
¿Cuándo nos deleitas con un reportaje boliviano? :)

Saludos
Hola Paos,
Me has visto, escuchado y leído, la gran pregunta es: cómo me sigues aguantando.
Más allá de las bromas, están pendientes las crónicas bolivianas. Un poco de paciencia, los últimos días han sido bastante agitados para mí.

Saludos,
EL TIGRE dijo…
HOLA VIAJERO HE LEIDO TODOS TUS VIAJES Y CADA DIA SON MEJORES SIGUE ASI....TU AMIGO DESDE ESPAÑA Y A VER SI NOS VOLVEMOS A VER EN LIMA, MARTA TE MANDA SALUDOS
Al fin te animaste a dejar un mensaje en Explorando Perú. Gracias por los saludos y los buenos deseos.
Lo mejor de tu misiva es que al fin reconoces quien es el auténtico viajero, jajaja.

Un abrazo y suerte por las "españas".
Anónimo dijo…
Te felicito tienes unos reportajes maravillosos, y he quedado encantada leyendo tus anecdotas y vivencias, lo haces muy bien (imagino que te lo habrán dicho en otras ocaciones je..) bueno hasta pronto, hasta otra aventura..

Natalia..
Me alegran tus comentarios. Es bueno saber que el trabajo que hago es apreciado y genera opiniones halagüeñas.
Saludos y continúa en la ruta de Explorando Perú.

Entradas más populares de este blog

Fiesta en Andamarca

Yaku Raimi Cuando las aguas están de Fiesta Texto: Rolly Valdiva ChávezDel polvo del archivo rescatamos una crónica sobre la fiesta del agua en Andamarca, que publicamos originalmente en septiembre de 1999 en La Última Página del diario oficial El Peruano. El texto rescata las costumbres de una celebración que se mantiene vigente en esta pequeña comunidad ayacuchana, conocida como la "capital de los Rucanas" (un aguerrido pueblo preincaico) y la "ciudad de los andenes", por la proliferación de terrezas cultivables esculpidas en los cerros por los ingenieros andinos.
Al publicar esta nota, Explorando Perú quiere brindar un homenaje a los esforzados comuneros andamarquinos, quienes hasta en las épocas de mayor violencia política, siguieron respetando sus viejas costumbres, perpetuando una tradición de siglos.
Fiesta de comuneros. Revolotear de trenzas y polle­ras. Oleadas de chicha de jora y calentito. Zapateo interminable. Pueblo con­quistado por un batallón de mágic…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…