Ir al contenido principal

Reporte a la volada desde el Cusco

Sólo un par de párrafos para no perder la costumbre y comunicarle a los sacrificados seguidores de Explorando Perú, que el editor-redactor-viajero y, según las malas lenguas, vagabundo profesional que dirige esta bitácora, sigue vivito y coleando.

No me encuentro en la plaza de Armas ni en las inmediaciones del Qoricancha, menos en el ahora iluminado Saqsaywaman, la fortaleza o templo que permite observar el manto urbano del Cusco, imperial y sagrado.

No estoy en ninguno de eso lugares, más bien escribo estas líneas desde la terminal terrestre, lugar sin mayores encantos, bullicioso y concurrido, donde unos hombres con voces de tenores trasnochados, gritan hasta la desesperación nombres de ciudades: Puno, Tacna, Arequipa, qué se yo...

Dentro de un par de horas seguiré el llamado de unos de ellos y partiré hacia Arequipa, la Ciudad Blanca, mi última escala en este viaje relámpago que me llevó por Puno, Juliaca, Pucará (región Puno), Sicuani, Raqchi, Andahuaylillas, Piquillacta y Tipón (región Cusco).

Caminé, observé, fotografié y me deleité una vez más con las piezas líticas de los hombres de Pucará, recorrí el templo de Wiracocha en Raqchi con sus muros enormes y su inédita columna, la iglesia de Andahuaylillas, considerada la "Capilla Sixtina de América", los restos waris de Pikillaqta y el templo inca de Tipón, donde se rendía culto al agua proveniente de las alturas.

Antes de despedirme del Cusco y confinarme en su desconcertante terminal, recorrí la plaza de Armas, como un tributo y un adiós a la querendona ciudad de los Incas que, como siempre, me recibió con los brazos abiertos.

Espero que la despedida sea breve, apenas un suspiro y que, en poco tiempo, vuelva a recorrer las calles imperiales del ombligo del mundo andino.

Los tenores siguien gritando. Se acerca la hora, el camino me llama y los párrafos deben terminarse. Eso sí, fueron más de tres.

Comentarios

Anónimo dijo…
Cómo siempre te digo,

Diviertete por nostros, estimado vagabundo y sigue disfrutando al máximo de tus viajes.
El que puede, puede. Al resto sólo os queda envidiarte un poquito.

Los afectos de siempre

n.t.v.
Nada de envidias. Prepara la mochila y ponte a viajar.

Saludos,
Pieri dijo…
Arequipa, lindo lugar. Que disfrutes su queso helado de la plaza de armas, el pan de tres puntas con adobo y su queso Bellido.
Hola Pieri, gracias por las recomendaciones... pero ya es muy tarde. Estoy otra vez en Lima.

Saludos,
Arturo Gómez dijo…
¡Pucará, Piquillaqta, Raqchi ...y Andahuaylillas!Buena Rolly, son lugares con tanta historia. Espero que publiques un relato o algunas fotos. Saludos.
Hola Arturo,
Ya estoy en Lima y tengo las fotos en la computadora. Tarde o temprano la verás en Explorando.
Gracias por la visita,
flor dijo…
que chevere es tu trabajo viajar por nuestro querido peru, ojal puedas darte un vuelta por otuzco en el norte a unas horas de trujillo para el 16 de diciembre fiesta de la virgen de la puerta de otuzco,por cierto tierra de mi padre, te vas a divertir y espero nos relates algo de esta fiesta q dicen q cada año es mejor,asi de paso podre recordar esa linda tierra a la q no he vuelto hace como 20 años cuidate un abrazo rolly
Qué tal Flor,
Ya he estado en Otuzco, mas no en la fiesta de la Virgen de la Puerta.
Uno de las primeras crónicas de Explorando, relata mi visita a este pueblo de la sierra norteña.

Saludos,
Anónimo dijo…
HOLA AMIGO ROLLY:

TE ESCRIBO PARA FELICITARTE POR TUS CRONICAS; QUE NOS HACE VER LO MUY AFORTUNADOS QUE SOMOS TODOS LOS PERUANOS, AL TENER UN PAIS MUY RICO EN COSTUMBRES, PAISAJES, CULTURAS, TRADICIONES,ETC.

TUS AMIGOS BADWIN Y ALDO

*SUERTE VIAJERO*
Reapareciste estimado Badwin y Aldo, ya se les extrañaba por estos lares. Como siempre un cordial saludo.
amparitoritori dijo…
Jooooooooo, que envidia...como nos gusto Cuzco....pufff, que pena, no volvere seguramente mas en la vida
Qué tal Amparo...

Nunca digas nunca. De repente vuelvas a tierras incas antes de lo que piensas.

Saludos

Entradas más populares de este blog

Larga vida a la crónica periodística

Mientras algunos proclaman la extinción de la crónica, el autor de esta bitácora anuncia que el 14 de marzo iniciará un taller de cinco sesiones, para todos los interesados en mantener con vida a este género periodístico



Se equivocan quienes creen que la crónica periodística está condenada a muerte. Exageran los que afirman que los lectores ya no buscan buenas historias y se conforman con textos breves como el trino de un ave. Claudican aquellos que reemplazan los textos creativos y bien estructurados por frases cuyo único objetivo es acumular me gustan.

Ante ese aciago panorama que parece condenarnos a redactar mensajes sin pretensiones de trascendencia, de esos que se leen hoy y se olvidan mañana, es prioritario rebelarse y levantar los teclados, las libretas y los lapiceros, como medida de lucha, resistencia y defensa de la crónica, uno de los géneros más valiosos del periodismo, porque permite explorar el lenguaje y construir historias capaces de atrapar, conmover y sensibilizar a…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.