domingo, febrero 10, 2008

Brevísimo reporte cusqueño

Todas las cabinas de Internet que he visitado en el Cusco, tienen el teclado en inglés. Incluso las que no están muy cerca del Centro Histórico y sus centenares de turistas.

Así que para poner las tildes, debo recurrir a la fórmula mágica del alt 130, 160, 162, 163 y 161, lo único malo es que casi siempre le acierto a la segunda ocasión, como acaba de ocurrirme con la O, ya que por error puse 160 en vez de 162; es decir, un auténtico enredo de cifras que se vuelve en un fastidio, ya que para este modesto viajero, todo lo que tiene que ver con números es una tortura.

Ante tanto enredo, me pregunto si alguién se animará a abrir una cabina de Internet para peruanos (si ya hay un tren a Machu Picchu, solo para los hijos de esta hermosa tierra del sol) o será que a nadie le interesan los tildes bien puestos.

Se acaba el reporte. Mejor dejo de renegar y me voy a la plaza, donde habrá un desfile carnavalesco. Eso sí, espero que no mojen porque no hay quien planche.

No hay comentarios.: