Ir al contenido principal

Quién da menos

Dónde el autor - a falta de chelas- se toma una licencia para describir brevemente, los penosos tira y afloja que tiene que enfrentar en su condición de colaborador y periodista libre.

Escribo contra el tiempo. Pronto alguien vendrá a visitarme. Hablaremos de negocios. No me gusta hablar de negocios. Me da sueño. Me aburre el tira y afloja. Me fastidia ponerle precio a mi trabajo.

¿A cuánto el kilo de palabras? ¿A cómo el quintal de fotografías, caserito? Mercado libre. Regateo. Pedirás X. Nunca querrán pagarte X. Siempre alguito menos. Siempre mucho menos. ¿Dónde está el comercio justo?

Me ofrecerán un sencillo. No aceptaré un sencillo. Diré que tengo experiencia. Me dirán que eso no importa, que fácil me reemplaza un aprendiz. Ellos no cobran. Ellos no exigen. Ellos se conforman con ir “agarrando cancha”.

Discutiremos por soles más y dólares menos. Tensión. Incomodidad. Ceder o no ceder. ¿Te convencen? ¿Lo convences? No hay humo blanco. Punto muerto. ¿Se frustra la negociación?

Continúo escribiendo. Pronto estaré hablando de presupuestos y cotizaciones. De precios por unidad. De tarifas al por mayor. Me sentiré como un mercachifle. Odio sentirme así. Prefiero sentirme periodista. Prefiero sentirme viajero.

Escucho el timbre. Hora de dejar el teclado. Hora de negociar, de poner las cartas sobre la mesa. Hagan juegos señores. ¿Qué pasará? Éxito. Fracaso. ¿Nos mandaremos al diablo mutuamente? Se acaba el tiempo. Voy a abrir la puerta.

Comentarios

CocaQuinto dijo…
Quien gana Y Quien pierde:
creo que gana el que mejor oferta y pierde el que no sabe de oferta,bueno esto de negocios es dicen para los que saben ganar y saben perder,. sino no se llamaria Negociantes, y como todos no estamos solo para perder al final tendra que contarse todo lo que se gano a pesar de no ser Negociante y como dicen la historia se repite; Si uno trata de mala fe a su projimo dicen que le puede llegar el cobro a el mismo CON el tiempo o de lo contrario a su entorno como puede ser los Hijos.
Y la vida nos enseña que aqui en la tierra estamos para ser un buen negocio como dicen mis Paisanos de la tierra de los andenes ser CABAL en todo y asi uno estira la pata en PAZ.
Como estara el negocio de ser Alcades en todo el Valle de sondono,., digo su funcion sera optima o tendran rabo de paja, claro con la colaboracion de aquellos que dicen Nosotors Nomas, y el 7 de diciembre poosiblemente haya mas de UNO como revocados por la Voluntad de todos los comuneros.,., Ojala see asi,.,y que sigan el negocio de los Buenos Oficios.
Ganar o perder y... no hay empates. Es complicado "negociar" cuando se trata de un trabajo difícil de cuantificar monetariamente; es decir, cuánto cuesta una foto, cuánto una crónica.
Eso complica las tratativas. Muchos creen que escribir o hacer fotos es muy sencillo, que cualquiera lo hace y por eso se resisten a pagar el precio que pone el autor.
Un saludo cordial,
r.v.ch.
Chapualqo dijo…
Que casualidad venir a encontrarme con tu blog. Lo mas probable es q no te acuerdes de mi, porque casi ni hablamos. Soy el de la cámara defectuosa en Andamarca, el que sobaba su bateria esperando sacarle lo último. Soy uno de esos que son un factor en tus negociaciones, de esos que aun trabajan "para ganar cancha", que ganan experiencias geniales, pero no dinero. Espero salir de eso en algún momento, ganar poco tal vez, pero ganar algo, lo suficiente como para seguir viajando y fotografiando.

Qué será, cual es la receta secreta? A veces pienso que debería empezar a hacer fotosíntesis como las plantas, que me van a salir hojas en la cabeza y podré alimentarme de luz. Qué huevada. No se valora una imagen. A veces viajo, las tomo, las entrego y (al final) ni las ponen, o salen en una web, en un recuadro de 5 x 4 cm (cuando salen), malsubidas por el webhost, sometidas al criterio del diagramador. Y es para pensar ¿por qué les va a interesar esa imagen, "si nada les cuesta"? Y con eso el argumento ese de dar tus imágenes para-que-te-conozcan, para-pagar-derecho-a-piso, se va decididamente al joraca. Al final, me queda ponerlas en mi blog, para q así al menos las vean mis amigos, para q no estén ahí arrimadas en el disco duro.

Damn. Planeaba postear sobre esto hoy, pero leyendote se me ha escapado todo. En fin. Me gusta moverme de un lado a otro, permanecer mucho tiempo en Lima da pesadillas. Siendo optimista puedo celebrar tener una "chamba" que me permite ser viajero a pesar de no tener el dinero necesario. Como dijo Bourdain "el turista nunca sabe donde está; el viajero nunca sabe a donde va" Y eso último es lo q mas me gusta de todo esto, la sensacion de continuo descubrimiento, perpetua incertidumbre que lo hace a uno ser un poco menos gris, vivir un poco mas fuerte.

Disculpen la bilis.
No hay problema con la bilis. Tu comentario es válido y evidencia una realidad que, lamentablemente, parece no tener visos de solución.

Saludos,
r.v.ch.

Entradas más populares de este blog

Larga vida a la crónica periodística

Mientras algunos proclaman la extinción de la crónica, el autor de esta bitácora anuncia que el 14 de marzo iniciará un taller de cinco sesiones, para todos los interesados en mantener con vida a este género periodístico



Se equivocan quienes creen que la crónica periodística está condenada a muerte. Exageran los que afirman que los lectores ya no buscan buenas historias y se conforman con textos breves como el trino de un ave. Claudican aquellos que reemplazan los textos creativos y bien estructurados por frases cuyo único objetivo es acumular me gustan.

Ante ese aciago panorama que parece condenarnos a redactar mensajes sin pretensiones de trascendencia, de esos que se leen hoy y se olvidan mañana, es prioritario rebelarse y levantar los teclados, las libretas y los lapiceros, como medida de lucha, resistencia y defensa de la crónica, uno de los géneros más valiosos del periodismo, porque permite explorar el lenguaje y construir historias capaces de atrapar, conmover y sensibilizar a…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Conozca Pacaipampa

“Un lugar que no aparece en el mapa ni en la carta nacional”, esa fue una de las frases que escribí en noviembre del 2005, al volver de la laguna el Páramo, en el distrito de Pacaipampa (Ayabaca, Piura).

Lo más probable es que la laguna sigue estando ausente en los mapas y en la carta nacional. Pero, a diferencia del 2005, el nombre de Pacaipampa se publica ahora con frecuencia en la prensa, aunque la mayoría de quienes lo mencionan ni siquiera saben muy bien donde se encuentra y jamás han hablado con uno de sus pobladores.

Quizás, si hubieran visitado la zona o compartido con su gente, su opinión respecto a los campesinos y comuneros de la sierra piurana, sería totalmente distinta.

Sin duda, lo pensarían mil veces antes de escribir o decir con tanta ligereza, que ellos son violentos, intransigentes, opositores del progreso y fácilmente manipulables.

Es curioso, pero antes de que surgiera un movimiento ambientalista contrario a la ejecución del proyecto minero Río Blanco, se sabía muy po…