martes, mayo 08, 2007

Clic de la Semana


Horizonte de nubes, de luces y sombras, de contrastes y claroscuros, en el despertar del amanecer en las alturas cotahuasinas, donde el viento rebelde y ladino, se entromete con su tufillo de congeladora hasta por los resquicios de las ropas.

El desfile de la nubes, la retirada de las sombras, la progresiva aparición de los rayos del sol, fueron pintando el cuadro de la bienvenida a los viajeros y comunicadores que llegaron a Cotahuasi, la casa del cañón más profundo del mundo, para participar en el VII Festival Ecodeportivo de Aventura, organizado por la Asociación Ñan Perú.

A pesar del frío y el cansancio del viaje -el sueño siempre es huidizo entre los baches y las curvas serpenteantes de una carretera sin asfalto- el lente de Explorando Perú, desdeñó los bostezos y la tibia comodidad del bus para captar esta imagen, la primera en su periplo por las honduras de Cotahuasi.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

SALUDOS ROLLY:
DESPUES DE MUCHO TIEMPO; TENGO EL AGRADO DE ESCRIBIRTE.
VEO QUE SIGUES TRABAJANDO INCANSABLEMENTE EN BIEN DE NUESTRO QUERIDO PERU.
sigue asi amigo te deseo muchos exitos en tus aventuras.

*MI FAMILIA Y YO TE ESPERAMOS AL PIE DEL SIRA*

SUERTE VIAJERO

TU AMIGO BADWIN

Explorando Perú dijo...

Qué tal Badwin, me alegra que hayas vuelto a Explorando Perú.

Agradezco tu comentario, sólo quería preguntarte si la frase "Te esperamos al pie de El Sira" tiene alguna relación con mi visita anterior, en la que varias ampollas enormes me llevaron a pasar varias horas en la entrada de tu tienda.

Saludos,

Anónimo dijo...

HOLA ROLLY:

VEO QUE NO TE HAS OLVIDADO DE NOSOTROS AMIGO.
Y TENGO LA CERTESA QUE GRACIAS A TUS FAMOSISIMAS AMPOLLAS...NUNCA TE OLVIDARAS DEL "SIRA" NI DE NOSOTROS.

ESPERO QUE TENGAS OTRA OPORTUNIDAD DE VISITARNOS...POR QUE NO CREO QUE TE QUEDES CON LAS AMPOLLAS...DIGO CON LA ESPINA...JA JA JA JA ....

TU AMIGO BADWIN.

Explorando Perú dijo...

Hola Badwin,
Cómo voy a olvidarme de ustedes. Recuerdo claramente mi frustrada travesía por El Sira y sé que, tarde o temprano, volveré.
Y es que no hay primera sin segunda.

Saludos cordiales