Ir al contenido principal

Pasos del 2006


La aventura se reinicia. Explorando Perú vuelve a la ruta, para descubrir con su afanes andariegos la magia de nuestra tierra, a veces extraña, complicada, también doliente, pero infinitamente hermosa.

Nos vamos con el único deseo de conocer, de nutrirnos de la antigua sabiduría de los pueblos del Ande y de la costa del Pacífico, allí donde los curtidos pescadores surcan el mar en sus invencibles caballitos de totora.

Esta nueva travesía -la primera del 2006- nos llevará a las alturas ancashinas, donde caminaremos 5 días para llegar a Huánuco Pampa o Huánuco Viejo, un fabuloso complejo arqueológico inca.

Sí, ya imagino el sendero kilométrico y serpenteante, las quebradas profundas, la imponente y cercana silueta de un nevado; también pienso en las lluvias que humedecerán nuestros pasos, en el cansancio, en el frío... en la felicidad que sentiré al estar allí, andando y viviendo.

Cuando el camino termine, volveremos a la costa en busca del calor y de la sabrosura de las caletas y playas norteñas. Pimentel en Chiclayo y Huanchaco en Trujillo, nos embrujarán con sus olas y la suavidad de su arena; entonces, nos darán ganas de quedarnos para siempre y envejecer sonriendo bajo los rayos del sol.

Volvemos al camino, al frío de los Andes y al calor del norte. Volvemos a Explorar el Perú y ustedes -estén donde estén- serán siempre nuestros mejores compañeros. Sigamos en la ruta.

*Explorando Perú no actualizará su contenido la próxima semana. Desde el lunes hasta el domingo, no podremos ingresar a internet para contarles nuestras aventuras.

Comentarios

Tus últimas líneas, una vez más, grafican el problema de la brecha digital que existe en nuestro país...
Anónimo dijo…
si te vas con él, cuidalo mucho. parece muy fuerte, pero a veces también lo necesita. y dile, sin que se de cuenta (los escritores y poetas siempre tienen los recursos para hacerlo) que en algún punto de sus tantos caminos, hay alguien que todavía lo ama, aunque ya haya dejado de esperarlo.
Anónimo dijo…
y dile también que hubiera sido alucinante poder,como dices tú, envejecer sonriendo juntos bajo el sol, andino, costeño, o el que fuera.
Qué tal Sandro,
Se acabó la brecha digital. Ahora estoy en Huaraz, la capital del Andinismo, y las cabinas de internet aparecen por todos lados.
En realidad los últimos días no he podido conectarme porque el camino recorrido cruza comunidaes muy pero muy pequeñas, sin luz, agua potable y lógicamente internet. Más allá de eso es sorprendente como en muchos pueblos del Perú, el internet ha ingresado con fuerza.
Saludos
Voy a decirle al sol y a los caminos todo lo que me pides; sin embargo, también, le preguntaré quien eres. De repente él lo sabe y resuevle el misterio.
Es interesante lo que me comentas, justo he publicado una nota sobre el desarrollo de la sociedad de la infomración en el Perú...Más adelante trataré el tema de la brecha digital...


Saludos,

Entradas más populares de este blog

Larga vida a la crónica periodística

Mientras algunos proclaman la extinción de la crónica, el autor de esta bitácora anuncia que el 14 de marzo iniciará un taller de cinco sesiones, para todos los interesados en mantener con vida a este género periodístico



Se equivocan quienes creen que la crónica periodística está condenada a muerte. Exageran los que afirman que los lectores ya no buscan buenas historias y se conforman con textos breves como el trino de un ave. Claudican aquellos que reemplazan los textos creativos y bien estructurados por frases cuyo único objetivo es acumular me gustan.

Ante ese aciago panorama que parece condenarnos a redactar mensajes sin pretensiones de trascendencia, de esos que se leen hoy y se olvidan mañana, es prioritario rebelarse y levantar los teclados, las libretas y los lapiceros, como medida de lucha, resistencia y defensa de la crónica, uno de los géneros más valiosos del periodismo, porque permite explorar el lenguaje y construir historias capaces de atrapar, conmover y sensibilizar a…

Homenaje a la mujer peruana

Corajudas, trabajadoras, bondadosas, sonrientes, también sabias. La mujer peruana, esté donde esté, demuestra su valía y entereza a pesar de las carencias económicas de su entorno social,la desigualdad secular y la prepotencia de algunos "hombres" de ideas cavernarias.


Mujer campesina, mujer madre, mujer luchadora que alza su voz para protestar, como lo hicieron estas comuneras cusqueñas que, portando banderas blancas, pidieron justicia y reparación para las víctimas de la violencia terrorista en la antigua capital del Tawantinsuyo, durante la Caminata por la Paz y la Solidaridad, travesía que recorrió los antiguos caminos del inca el año pasado.

Pilares y baluartes de las familias urbanas y rurales, la mujer andina, costeña y amazónica -a pesar de las dificultades y la discriminación de género- se gana a pulso su espacio en la sociedad.
Con estas sencillas líneas e imágenes, Explorando saluda y felicita a las mamachas y niñachas de todo el Perú, en el día Internacional de la…

Una historia de perros

Donde el autor en vez de describir solo sus peripecias en la ruta Olleros-Chavín de Huántar (Áncash), prefiere recordar sus malas relaciones con los perros finos y chuscos, grandes y chicos, vagabundos o con dueños. Todos lo persiguen desde su época escolar. 


Por: Rolly Valdivia Chávez
Siempre en el mismo lugar, en esa curvita apenas transitada que moría en una avenida de ida y vuelta. Allí aparecía de tarde en tarde, de improviso y a traición, ladrando, mordiendo el aire,mostrando sus dientes enormes, filosos, amenazantes, a ese escolar atribulado que arrojaba sus cuadernos y libros para echarse a correr.